Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

Soldados ugandeses encarcelados por agredir a periodistas

Las fuerzas de seguridad de Uganda han golpeado a periodistas que cubrían a Bobby Wayne y que habían presentado peticiones a las Naciones Unidas contra las violaciones de derechos humanos.

El jueves, un tribunal militar condenó a seis soldados ugandeses a penas de prisión de hasta tres meses por participar en la brutal golpiza a periodistas locales que cubrían la noticia del líder opositor del país.

Los siete periodistas heridos cubrían un intento del líder de la oposición Bobby Wayne de presentar una petición el miércoles a Naciones Unidas contra las violaciones de derechos humanos, cuando las fuerzas de seguridad los atacaron.

Según el sindicato de editores de Uganda, un periodista permanecía en el hospital con una herida profunda en la cabeza.

La ex estrella del pop de 38 años ha afirmado que las elecciones de enero fueron amañadas y que su petición a las Naciones Unidas incluye detalles de presuntas violaciones como arrestos ilegales, tortura, desapariciones forzadas y hostigamiento continuo a grupos de oposición.

Los periodistas resultaron heridos cuando la policía militar expulsó a sus seguidores de las oficinas de las Naciones Unidas en Kampala.

Leer más

Un comunicado del ejército dijo que un comité disciplinario del Tribunal Militar “se reunió y discutió sobre sus oficiales y pistoleros que se portaron mal y atacaron a miembros del Cuarto Circuito”.

Agregó que seis soldados fueron detenidos entre 60 y 90 días, y el séptimo fue severamente reprendido.

Una declaración identificó a los primeros cuatro soldados encarcelados, pero una declaración posterior nombró a los otros dos.

El jueves, el comandante de las Fuerzas de Defensa, David Mahouzi, convocó una conferencia de prensa para disculparse con los medios y prometió pagar la atención médica de los periodistas heridos.

READ  Los presidentes de Tanzania se despiden de John Pompey Magufuli

Los periodistas en Uganda a menudo se enfrentan a un trato severo por parte de las fuerzas de seguridad, que se intensificó durante las elecciones que vieron el peor derramamiento de sangre en años, así como una represión constante contra los críticos del gobierno.

Poco antes de las elecciones, cuando se le preguntó al jefe de policía Martín Ochola por qué la policía había atacado a los periodistas, dijo que era en su interés y se negó a disculparse.

“Te decimos que hay peligro allí, pero insistes en que debes ir donde hay peligro. Sí, te golpearemos por tu propio bien, para ayudarte a entender que no debes ir allí. Sí, usaremos la fuerza razonable para asegúrese de no ir donde haya peligro “.

La jefa de Naciones Unidas en Uganda, Rosa Malango, condenó el ataque del miércoles.

“Lamentamos el uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía Militar que contraviene los arreglos realizados … para garantizar la entrega segura de esta petición”.

La embajadora de Estados Unidos en Uganda, Natalie Brown, dijo que los periodistas no deben ser atacados por hacer su trabajo: “Aquellos que violan la libertad de prensa deben rendir cuentas”.

Los medios de comunicación y las organizaciones de la sociedad civil también han condenado ampliamente el incidente.

“Observamos con preocupación que los ataques contra periodistas que comenzaron durante las campañas electorales presidenciales continúan hasta la fecha y parecen haberse convertido en una base operativa para el personal de seguridad de Uganda”, dijo la Asociación de Periodistas Africanos.