Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

Joshua Bassett todavía está siendo tratado

A lo lejos, solo en Woodstock, Bassett se dedicó a afrontarlo todo. Dejó su apartamento en West Village y ahora «vive».[s] en cualquier lugar «. Colecciona libros de autoayuda, que están tirados alrededor de un colchón en la esquina trasera de la propiedad. Cuando no está trabajando en este nuevo trabajo, escribe diarios, llora casi a diario (» Es genial «) y en terapia dos veces por semana. Se muestra abierto a sentirse caótico, impredecible y no lineal: “Fui a España con un par de amigos. Hubo una noche en particular. Finalmente renuncié … Perdí la voz durante dos semanas «.

Cortesía de Luke Rogers

De repente me dijo que esta excavación había provocado otros choques más graves. En medio de nuestra conversación, Bassett dijo de la nada: «Sufrí mucho por abuso sexual en mi niñez». Mira hacia abajo y llora mientras continúa: «No lo recordaba hasta el año pasado, que es una locura. Lo enterré hasta ahora. Y cuando era adolescente, un hombre mayor abusaba de mí de forma rutinaria y no podía verlo». por lo que era entonces «. «Set Me Free», el tercer sencillo lanzado hoy, se trata en parte de abordar esa experiencia, dice; lo llama «un himno para mí y para el tipo de personas que me han estado lastimando y empoderando toda mi vida». Continúa: «Me quitaste mucho, pero no puedes quitarme todo». Bassett planea explorar esto con más detalle en un episodio de una serie de podcasts dedicado a «Conversaciones intensas» que, según él, se lanzará el próximo año; dice que «con suerte puede ayudar a las personas que lo experimentan» y que quiere que sea el » podcast que me hubiera gustado tener. «Lo conseguí cuando era niño».

READ  Pathan: SRK, Deepika Padukone, John Abraham para rodar algunas secuencias cruciales en el calendario de casi un mes de España: noticias de Bollywood

Si todo eso le parece mucho a un joven de 20 años, Bassett afirma que ahora es «mucho más fuerte que yo». Pero sigue siendo cauteloso. «Tengo una pantalla protectora en mi teléfono para que la gente no pueda verla cuando estoy en la cafetería», dice. «Hay algunas personas con las que no puedo pasar el rato en público porque son demasiado ruidosas», dice, bajando la voz y sin mirar a nadie en particular. Luego agrega: «Siento que muchas personas en el último año no me vieron como un ser humano».

El sol está empezando a ponerse y Bassett sugiere que encontremos algo parecido a la cena de Acción de Gracias. Después de comer, Bassett bromea diciendo que pasará el resto de las vacaciones despierto y solo, perfeccionando el canto de una nueva canción. Antes de regresar a la ciudad, entro en la única estación de servicio que puedo encontrar abierta el Día de Acción de Gracias en Woodstock. Cuando me acercaba a la única instalación abierta a la vista, mi «Licencia de conducir» me recibió dentro.

Cortesía de Luke Rogers