Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

España da luz verde a aumentar la presencia de EE.UU. en la Base Naval de Rota | España

El destructor USS Bulkeley, que llegó a la Base Naval de Rota en agosto,Román Ríos (EFE)

El gabinete español aprobó el martes a los ministerios de Asuntos Exteriores y de Defensa para permitir que dos destructores se enfrenten directamente con Estados Unidos en el futuro. en la Base Naval de EE.UU. en Rota, en la provincia de Cádiz en el sur de España. Se espera que los dos destructores, cada uno con 300 efectivos, lleguen en 2024 y 2025, según la solicitud del Pentágono.

Estos dos nuevos barcos se unirán a los cuatro destructores que están estacionados en la base desde 2015. Tal y como informaba este periódico el pasado 2 de enero, este aumento del 50% de la presencia naval estadounidense en España se llevará a cabo sin alterar la seguridad bilateral. Se firmó un acuerdo entre los dos países en diciembre de 1988. Por tanto, no se someterá a la aprobación del Parlamento español.

El Gobierno español ha dado instrucciones a los Ministerios de Defensa y de Asuntos Exteriores para que tomen las medidas necesarias para dotar de las instalaciones adecuadas a la futura flota de seis destructores y sus tripulaciones y equipos. Más allá del debate político, está en juego un aspecto económico, ya que la mayor presencia supondrá más trabajo para los astilleros locales de Navantia, con la US Navy ofreciendo hasta 822 millones de euros para mantener sus barcos en Rota hasta 2028.

Esta acumulación de tropas estadounidenses en España fue anunciada por primera vez por el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro español, Pedro Sánchez, en Madrid. a la cumbre de la OTAN En junio de 2022. Los dos nuevos barcos se sumarán al sistema de defensa aérea y antimisiles de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, aunque es posible que realicen misiones en nombre de Washington.

READ  México y Canadá siguen invictos en las eliminatorias mundialistas: partido estable

Sin pasar por el parlamento

A diferencia de las tres ocasiones anteriores en las que se modificó el acuerdo bilateral (en 2002, 2012 y 2015), en esta ocasión el Gobierno se salta la aprobación parlamentaria alegando que el aumento de buques en Rota «no cambia la naturaleza» del acuerdo militar español. Con Washington. Un segundo protocolo de modificación del documento autorizó el despliegue de los primeros cuatro destructores y estableció que en una fecha futura se podrían firmar «acuerdos administrativos» siempre que se cumpliera con la legislación nacional. Al pasar por alto el parlamento, el Partido Socialista (PSOE) en el poder impide efectivamente que su propio socio minoritario, el izquierdista Unitas Podemos (Unidas Podemos), vote en contra de la llegada de los nuevos barcos.

En mayo de 1989 entró en vigor un acuerdo de cooperación en materia de defensa entre España y Estados Unidos por ocho años. Fue modificado en dos ocasiones (para regular las actividades de los Servicios Secretos de la Armada y el Ejército del Aire de los EE. UU. en España y para permitir la llegada de los cuatro primeros destructores) y cada vez se prorrogó por el mismo período, hasta mayo de 2021. Posteriormente, se invocó la cláusula 59.2 del Contrato, prorrogando automáticamente el Contrato por un período de un año.

Desde el punto de vista jurídico, el acuerdo bilateral tiene el estatus de acuerdo internacional para España (aunque no para Estados Unidos) y cualquier modificación del mismo requiere el apoyo del Parlamento. Por eso se sometió a la aprobación de la Cámara Baja el arribo de los primeros cuatro barcos.

READ  Vientos favorables mejoran el sector eólico español

Fuentes consultadas por este diario aseguraron que en todo caso no se excederá el tope de personal estadounidense en la rotación establecido en el acuerdo: 4.250 soldados y 1.000 civiles. En septiembre de 2021, el número real es de 3.200 efectivos y 450 civiles, el 70 % del número máximo autorizado. Estas fuentes sugieren que los seis destructores no están en rotación al mismo tiempo, ya que siempre hay más de uno en el mar o en dique seco para mantenimiento o reparaciones.

Los primeros cuatro destructores de la clase Arleigh Burke llegaron a Rota entre febrero de 2014 y septiembre de 2015. el primero de ellos uss donald cook, Y el último fue Él USS carney. Equipados con el sistema de combate Aegis, forman el componente naval del escudo antimisiles que la OTAN aprobó (en su momento) para defenderse de un hipotético ataque de países como Irán y Corea del Norte. Rusia todavía era considerada un socio), e incluye lanzamisiles terrestres en Polonia y Rumanía y un radar en Turquía. Sin embargo, esta no es la única misión que les encomienda el Pentágono: los destructores realizan frecuentes patrullas de vigilancia y disuasión en el Mar Negro, y en abril de 2017, estos dos barcos dispararon 59 misiles Tomahawk en respuesta al uso de armas químicas. Por Régimen de Bashar al-Assad En Siria.

A partir de mayo de 2020, la Armada reemplazó a los destructores estacionados inicialmente en Rota con cuatro armas más modernas: USS Arleigh-BurkeÉl uss roosevelt, Él USS Paul Ignacio Y esto USS Bukeley. Los nuevos barcos, a diferencia de los barcos anteriores, tienen un helicóptero a bordo, lo que llevó al despliegue del Escuadrón de Helicópteros de Ataque Naval (HSM-79) Base Rota en junio, conocido como Griffins.

READ  La Vuelta a España golpea la 'costa verde' de España para poner al pelotón en rojo

La Base Naval de Rota comenzó a operar a principios de la década de 1950 como resultado de los esfuerzos del dictador español Francisco Franco y funcionarios estadounidenses. Regular con calma las relaciones A pesar de la condena pública de las Naciones Unidas al dominio español.

Regístrate Nuestro boletín semanal Para más noticias en inglés de la edición USA de EL PAÍS