Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

Cáritas tranquila: España se plantea qué hacer con los toros en desuso | España

soyEn octubre de 1940, Francisco Franco retó a Heinrich Himmler a una corrida de toros en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid. Himmler, amante de los animales y artífice de la «Solución final» de los nazis, quedó tan consternado por la crueldad de la escena que casi se desmaya.

Las corridas de toros estaban en su apogeo, pero ahora, mientras se dirige hacia un declive aparentemente imparable, la pregunta es qué hacer con los 1.700 toros estimados en España, la mayoría de ellos en los centros de las ciudades.

El número de corridas de toros tradicionales se redujo de 648 en 2009 a 349 después de 10 años.

los Fiesta Nacional Severamente afectados por la epidemia. Una encuesta del sitio web MundoToro sugiere que dentro de dos años habrá solo 261 localidades. torero Comparado con el 900 de 2007, el desgaste de las luces puede salir. En estos días, pocos toreros son nombres familiares tan populares como las estrellas de rock.

Los niños toman clase de toreo en la plaza de toros de Las Ventas en Madrid en 2021
Los niños toman una clase de toreo en la plaza de toros de Las Ventas en Madrid en 2021. Foto: Agencia Anadolu/Getty Images

En 2018-19, toda la temporada pre-Covid, 2,34 millones de personas pagaron para ver corridas de toros, en comparación con los 15 millones que asistieron a partidos de fútbol profesional.

“Es cierto que está bajando, pero la última encuesta muestra que al menos 8 millones de personas en España siguen muy interesadas en las corridas de toros”, dice Vicente Royuela, economista de la Universidad de Barcelona. Censo Estado de la Tauromaquia realizada por el Ministerio de Cultura en 2019.

“Una de las razones del declive es que menos personas viven en áreas rurales y tienen alguna relación con los animales. Otro factor, además del sentimiento antitaurino entre los jóvenes, es que las entradas son caras.

El año pasado se realizó una protesta frente a la plaza de toros de Las Ventas para acabar con las corridas de toros
El año pasado se realizó una protesta frente a la plaza de toros de Las Ventas para acabar con las corridas de toros. Foto: Álvaro Laguna/Pacific Press/Rex/Shutterstock

Incluso si los jóvenes muestran poco entusiasmo, agrega la corridaPredominan en fiestas de pueblo como el Encierro de Toros o fiestas como San Fermín en Pamplona.

También hay problemas de identidad. Para el partido de extrema derecha Vox, la afición a los toros es sinónimo de ser español.

«Aquí en Cataluña protestar en las corridas de toros es una forma de ser antiespañol», dice Royuela.

Si bien muchos de los toros se deterioran, algunos toros se reutilizan. La Plaza de Toros de Benidorm, inaugurada en 1962, se renueva por 8,6 millones de libras esterlinas (7,3 millones de libras esterlinas) como complejo cultural con biblioteca, locales de ensayo, centro juvenil y centro de reunión de asociaciones comunitarias.

Heinrich Himmler (izquierda) asiste a una corrida de toros en Madrid.
Heinrich Himmler (izquierda) asiste a una corrida de toros en Madrid. Foto: Ullstein bild Dtl./Getty Images

Las corridas de toros están prohibidas en Canarias desde 1991, y tras años de toreo, el ruedo de Santa Cruz de Tenerife va a tener una nueva vida, con discotecas, apartamentos y una plaza pública.

Uno de los grandes casos de éxito es la plaza de toros de Las Arenas de Barcelona, ​​que se inauguró en 1900 pero fue abandonada en 1977 tras su última corrida.

Tras los intentos fallidos del ayuntamiento de revivir el estadio, fue vendido y reabierto como centro comercial y de ocio en 2011 por el arquitecto británico Richard Rogers y su socio catalán Alonso Balaguer Architects.

Como está catalogado el edificio de estilo mudéjar, hubo que conservar toda la fachada y, en una obra de ingeniería, levantarla sobre pilas para mejorar el acceso.

Tardó seis años en completarse, tiempo durante el cual el presupuesto se duplicó a 200 millones de euros.

Centro comercial Arenas de Barcelona, ​​antigua plaza de toros
Arenas de Barcelona es un centro comercial que antes era una plaza de toros. Foto: Albert Jia/Reuters

Otra de las plazas de toros de Barcelona, ​​La Monumental, otro tesoro de Mutager, es de propiedad privada y está a la venta, pero aún no ha sido adquirida. Acogió el primer concierto de los Rolling Stones en España en 1976.

Los Beatles, Bob Marley y Bruce Springsteen se han presentado allí, pero con una capacidad de menos de 20,000, es, como la mayoría de las plazas de toros, demasiado pequeña para bandas en el circuito de estadios.

Las corridas de toros tienen una larga historia en España, algunos historiadores dicen que se remonta a tiempos prehistóricos. Fue prohibido en la España musulmana y se convirtió así en un símbolo de la resistencia cristiana.

Más tarde fue prohibido por varios monarcas cristianos, que lo consideraron inapropiado para la aristocracia y, como resultado, se hizo cada vez más popular entre la clase trabajadora.

Hoy en día, las corridas de toros están prohibidas en Cataluña y Canarias, y el año pasado Gijón Mayor en Asturias se indignó tanto cuando un criador introdujo toros llamados Feministas y Nigerianos en el ruedo que lo prohibió.

A pesar de que la Corte Constitucional anuló las prohibiciones, las corridas de toros no han regresado a esas áreas y la tradicional carrida, versus festivales como el encierro de toros en Pampa, pronto puede convertirse en una cosa del pasado.

La mayoría de las plazas de toros ocupan terrenos privilegiados en el centro de la ciudad y lo lógico es demolerlos y construir algo más útil. Sin embargo, incluso aquellos que no están catalogados como de interés arquitectónico son un elemento esencial del tejido urbano de los pueblos y ciudades españolas como el ayuntamiento y la catedral.

READ  El peso pesado de M&A vuelve a Linklaters en España