Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

Reseña: Conquistadores en lugar de conquistadores reciben teatro en las dos nuevas exposiciones ‘Mixpantli’ de LACMA

Una de las características más intrigantes de un par de pequeños programas vagamente relacionados con Museo de Arte del Condado de Los Ángeles Viene en un lugar inesperado: los textos de la pared en la entrada.

Por lo general, la lectura del contenido de un texto de este tipo dirige al visitante a lo que está a punto de desarrollarse en la exposición. En este caso, eso seríaMixpantli: espacio, tiempo y los orígenes originales de México, «que se refiere al 500 aniversario de la caída de la capital azteca, Tenochtitlan (actual Ciudad de México), y afines»Mixpantli: ecos contemporáneos, que incluye algunos ejemplos de arte moderno.

Pero aquí, el contenido no está haciendo el trabajo pesado. Más bien, el lenguaje en sí lo hace, el lenguaje al que casi nadie podría ir a ver el programa leyéndolo con todos sus matices.

Eso es porque el breve texto introductorio está escrito en cuatro guiones diferentes.

El náhuatl fue hablado por los aztecas (o México) en el momento de la conquista europea de América Central y todavía se usa en algunos lugares hoy. (La palabra náhuatl «mixpantli» indica un presagio temprano de una próxima invasión). El zapoteco es una lengua originaria del sur, especialmente en los alrededores de Oaxaca. Más tarde llegaron el español y el inglés, traídos por europeos y estadounidenses.

Los cuatro textos están alineados en la pared de entrada, de izquierda a derecha: primero náhuatl, luego zapoteca, luego español y finalmente inglés. Los cuatro idiomas ahora se hablan en partes de México y Los Ángeles, aunque pocas personas los hablan todos. El orden de los textos, no escritos en náhuatl o zapoteco, significaba que estaba oscurecido incluso más de la mitad.

Eso fue de gran ayuda. La secuencia fue eficaz para revertir el relato habitual de la conquista española de México, generalmente contada desde un punto de vista occidental.

Esta vez, fueron los vencidos, no los conquistadores, quienes dieron el escenario. El espectáculo significa una mirada a cómo los pueblos indígenas asimilan aspectos del mundo vencido en los suyos.

Vea una exposición de esculturas, piezas murales y textos murales.

Presentación de la instalación «Mixpantli: El lugar, el tiempo y los orígenes indígenas de México» en LACMA.

(Museo de socios / Lakma)

Este es un cambio importante en la erudición técnica que ha estado en marcha durante algún tiempo. El Getty Research Institute, por ejemplo, ha participado en la creación de traducciones digitales complejas y de búsqueda de celebridades. El códice florentino. (Su finalización está programada para 2023). El manuscrito de 12 volúmenes que documenta la historia, la cultura, la política, la economía y las ciencias naturales aztecas, creado e iluminado durante un período de 30 años a principios del siglo XVI, fue creado en Florencia. Biblioteca Laurentian. Fue adquirido por la familia italiana Medici unas décadas después de que se completara el manuscrito.

READ  España echa a perder a la banda que trajo inmigrantes pakistaníes a la Unión Europea

Una enciclopédica, con cerca de 1.200 páginas y cerca de 2.500 ilustraciones, recopilada por un gran equipo de artistas y autores indígenas que trabajan con un fraile franciscano en el Colegio de Santa Cruz de Tlatelolco, el primer colegio de México. El libro está escrito tanto en español como en náhuatl, y sus columnas una al lado de la otra concluyen con un relato detallado de la conquista.

La versión náhuatl de la guerra es claramente mucho más larga y se ha informado como más brutal que la española. La próxima traducción digital debería ser atractiva para los angloparlantes.

El espectáculo de LACMA intenta algo similar, pero el resultado es mixto. Una de las principales razones es que la exhibición es tan pequeña: solo 30 piezas, más de la mitad de las cuales son facsímiles y no piezas de arte históricas. (Un libro impreso de 1979 del Códice Florentino se encuentra en una vitrina, por ejemplo, mientras que las paredes alineadas son 12 copias pequeñas de mapas históricos y otros cinco documentos históricos, recientemente dibujados a mano por el artista gráfico de la Ciudad de México Taluli Ramírez Tellez). Dibujo en miniatura, no contiene catálogo.

Se exponen algunas obras excepcionales, entre ellas un enfrentamiento entre dos relieves en piedra. Una es una cruz del siglo XVI, de 5 pies de alto, y sus brazos estampados con los familiares símbolos cristianos de la Pasión — un par de dados, alicates, clavos, un gallo, etc. — rodeando la cabeza de Jesús. La otra es una robusta estatua de basalto del dios azteca del fuego Xiuhtecuhtli, o «señor de la turquesa». La estatua data de entre 1250, cuando los aztecas llegaron a Chapultepec, y 1521, cuando fueron derrotados por Hernán Cortes.

READ  Apertura global $ 290M - $ 380M - Fecha límite

Una de las funciones de la deidad, presentada en forma de una sólida columna de 2½ pies cuadrados, es marcar el comienzo de los ciclos épicos de la historia que cambian regularmente. (La forma vertical de la roca volcánica oscura hace que parezca capaz de elevar el cielo). Se asoció con la transformación masiva que implica la mítica resurrección de Cristo, incrustado en la cruz.

Hacer esta conexión requiere un conocimiento previo de la cosmovisión azteca nahua. Incluso entonces, es difícil analizar la relación exacta entre las dos obras. La deidad ciertamente fue tallada por un artista nahua inmerso en la religión de su cultura, mientras que la cruz puede (o no) haber sido tallada por los aztecas, pero ciertamente ocurrió en la dirección de un colonizador español.

El México colonial estaba lleno de objetos de arte hechos a instancias de los conquistadores para hablar abiertamente en términos que ya habían sido conquistados. ¿La artista que talló la cruz también se tomó libertades, que solo Nahuas le dijeron que se daría cuenta? Quizás, pero no hay una indicación clara de esto. Aborigen o nacido en el extranjero, el destinatario marca una gran diferencia.

Vea la galería de dibujos de mapas y una pieza cortada con láser insertada en el piso.

Los paneles del mapa de Sandy Rodríguez, el fondo y el plano de planta «Vista de ojos» de Mariana Castillo Dibal están en Mixpantly: Contemporary Echoes.

(Museo de socios / Lakma)

Una exquisita tapa del siglo XVI para una copa de vino utilizada en la Eucaristía Católica Romana es otro ejemplo. Decorado con las lujosas plumas de loros y patos, utiliza íconos náhuatl, como agua turbulenta para crear. Pero no hay forma de saber quién identificó las imágenes, el artista ocupante o el clérigo europeo conquistador. Dada la centralidad mística de la Eucaristía, es dudoso que el patrón desatara al artista.

Esta libertad es una percepción del Occidente moderno de cómo trabajan los artistas, y se muestra en la segunda muestra. La cartografía es su enfoque y los artistas son predominantemente mujeres.

READ  El número de muertes por COVID-19 en México ha llegado a más de 321,000

Un fascinante mapa de video interactivo producido por las Comunidades Indígenas de Conducir (cielo), un grupo de mujeres predominantemente de Los Ángeles, mapeando el paradero de los grupos lingüísticos que residen en todo el condado: chinanteco, mam, k’iche ‘y más. Eso eso Entre muchos, uno de la diversidad hablada en un mapa elaborado en un lenguaje digital común.

Hermosos mapas dibujados de Southland por la admirable historiadora Sandy Rodríguez de temas sombríos como los niños asesinados bajo custodia de la aduana, la Patrulla Fronteriza de los EE. UU. Y los vecinos asesinados por la policía durante las protestas del año de la pandemia. Rodríguez pinta con materiales y técnicas precoloniales. La cruda colisión entre la forma encantadora y el contenido feo (helicópteros policiales con cara de calavera, por ejemplo) conduce a una poderosa intensificación de las relaciones asimétricas de poder.

Finalmente, la «Vista de ojos», una escultura de piso de 2014 de Mariana Castillo Dibal, está hecha de paneles negros de madera cortada con láser que reproduce un mapa de la Ciudad de México que se cree que fue dibujado por un cartógrafo azteca. a mediados del siglo XVI. En el centro, la ciudad construida en España y centrada en una catedral, está desprovista de vida humana, a excepción de guías organizadas de arquitectura y planificación urbana. Alrededor de la periferia, el campo errante está repleto de vida aborigen: los arroyos se convierten en senderos, los cerdos y el ganado pastan, estallan peleas, se recolecta leña y mucho más.

Pero la ciudad no es un lugar muerto y el campo no es aleatorio. El mapa antiguo se entrelaza con dos visiones: una de las imágenes es de la experiencia de exclusión de la participación, la otra de una inmersión profunda en ella. Dibal ofrece calcetines de papel para que los visitantes puedan usarlos para sacar una pieza del piso que llena su habitación. Con los ojos abiertos, atraviesa la base simbólica sobre la que se construye el mundo de hoy.

Ofertas «Mixpantli»

qué: “Mixpantli: lugar, tiempo y orígenes de los indígenas de México” hasta el 1 de mayo y “Mixpantli: ecos contemporáneos” hasta el 12 de junio
donde: Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, 5905 Wilshire Blvd. , LA
informaciones: lacma.org