Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

Rehabilitación de una iglesia en México asolado por el terremoto con una famosa imagen de la Virgen María | Noticias, deportes, trabajos

El reverendo Adrián Vázquez celebra una misa al aire libre bajo una carpa blanca afuera de la Iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, devastada por el terremoto, en el barrio de clase trabajadora Guerrero de la Ciudad de México, el domingo 7 de agosto de 2022. A la derecha se muestra un panel de cera de Nuestra Señora de los Ángeles, transcripción Réplica de la del muro interior de la iglesia, donde se encuentra la venerada imagen de la Virgen María, y que data de finales del siglo XVI. (Foto AP/Ginnette Riquelme)

CIUDAD DE MÉXICO – Bajo una carpa blanca en la calle frente a Nuestra Señora de los Ángeles un domingo reciente, el reverendo Adrián Vázquez condujo a sus feligreses sentados en bancos y sillas de plástico para celebrar la Misa de las 10 en punto, rodeado de montones de escombros del santuario . Dejado por un terremoto mortal hace casi cinco años.

A la izquierda estaba la iglesia aún destrozada, con profundas grietas en los muros, su cúpula medio derrumbada sostenida por andamios y una columna inclinada. Detrás del sacerdote había una pintura a la cera de la Virgen María, una réplica de la que está en la pared interior del edificio y todo fuera de la vista de los fieles.

Pero la emoción de Vásquez fue tan grande que ni siquiera fue posible ocultarla a través de su máscara epidémica cuando dio la buena noticia: apenas unas semanas antes del aniversario del terremoto del 19 de septiembre de 2017, finalmente se reanudaron los trabajos de restauración de la Iglesia Católica. templo que alberga a la Santísima Virgen que es considerado un milagro porque sobrevivió a inundaciones y terremotos.

READ  Fechas, avances de Netflix 'The Wasteland' Amazon 'Sleepless Stories

Instó a los feligreses a apoyar a la iglesia a medida que avanza la restauración, diciendo: «La espera no es negativa y la estructura no se reconstruirá por sí sola o solo con la ayuda del gobierno. ¿Cómo podemos ayudar todos?»

Nuestra Señora de los Ángeles está ubicada en un barrio residencial obrero de Guerrero y ostenta una de las advocaciones de María, que data de finales del siglo XVI.

En 1580, una pintura de la Asunción de la Virgen llegó a la zona flotando sobre las aguas del diluvio y terminó en el lodo de la propiedad de los aborígenes, o caciques, conocida como los Izayoque, según un libro sobre la iglesia escrito por el pastor. José Perúcos hace aproximadamente un siglo. La obra de arte representa la creencia católica de que María, la madre de Jesús, ascendió al cielo en cuerpo y alma.

Berruecos escribió: “En medio de la inundación, con todo el mal que ha causado, sobre un fondo de oscuridad y desolación, la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles aparece en plena luz como un arco iris en medio de la tormenta”.

Isauk fue sacado de la imagen del lienzo tan dañado que construyó una capilla en honor a la Virgen con el cuadro reproducido en un muro de adobe. El santuario actual se completó unos 200 años después, y la Virgen todavía supervisa la capilla.

Según el Instituto Nacional de Antropología e Historia, INAH, Nuestra Señora de los Ángeles es la segunda iglesia más importante de la Ciudad de México después de la mundialmente venerada Basílica de Guadalupe, que alberga su sagrada imagen de la Virgen que atrae a millones de gente. peregrinos cada año.

READ  Kim Kardashian destruye a Spider-Man No Way Home: mejores reacciones

En una entrevista, la voz de la feligresa María González se quebró al recordar un domingo de 2017 cuando el domo se derrumbó. Cuando su teléfono móvil se iluminó con mensajes de texto sobre la avería, ella y otros vecinos corrieron al sitio para encontrarse con el reverendo Cirillo Colin, quien dirigía la parroquia en ese momento.

«Hizo un ruido enorme, como una explosión», dijo González. “Cuando vimos la cúpula, todos empezamos a llorar… Fue un milagro que nadie muriera”.

La iglesia fue dañada cinco días antes del terremoto, que mató a unas 360 personas y derrumbó decenas de edificios y dejó muchos daños programados para su demolición.

El INAH, que financia e implementa el proyecto de restauración, comenzó a trabajar en Nuestra Señora de los Ángeles en septiembre de 2019. La primera fase consistió en estabilizar la estructura con cerchas de acero para evitar más pérdidas y cubrir la cúpula colapsada para evitar la lluvia.

Eso terminó en diciembre de 2020, y desde entonces ha sido una larga espera para la segunda etapa, que comenzó el 8 de agosto. En este momento, el INAH se está enfocando en restaurar una sala detrás del altar mayor que contiene artefactos religiosos e históricos, con miras a protegerlos y rehabilitar el espacio que se usará para soportar la restauración más grande de la nave.

Antonio Mondragón, arquitecto principal del proyecto, dijo que se espera que la segunda fase esté terminada en diciembre.

Actualmente, la imagen de la Virgen está escondida detrás de un andamio, encerrada en un marco protector y cubierta con paneles de vidrio y madera que se abren y cierran como un libro.

READ  Catherine Zeta-Jones causó revuelo con un vestido corto y una transformación de cabello extralargo en una foto que desafía la edad

Solo un puñado de personas ven a la Virgen de cerca, y de manera esporádica: A veces quienes ayudan al sacerdote en los oficios y tareas le ponen flores frente a ella, o dejan pequeños grupos por unos minutos para mirar la imagen y orar.

La Virgen mira hacia atrás con expresión apacible, ataviada con un manto azul sobre fondo dorado, con las manos cruzadas delante del pecho.

Debido a la fragilidad de los muros de adobe, no se pueden mover, lo que significa que su destino está conectado con el destino del edificio.

«Si perdemos la parroquia, perdemos a la virgen», dijo Vásquez.

Vásquez fue designado para reemplazar a Colin a fines de 2019 y se le asignó la tarea de liderar lo que llamó la «recuperación holística» de la parroquia, tanto física como espiritualmente como comunidad; desde que el edificio resultó dañado, muchos feligreses han comenzado a asistir a otras iglesias.

El sacerdote de 38 años insta constantemente a su congregación a invitar a otros a la congregación, trabajar para mejorar su presencia en las redes sociales y el flujo de servicios masivos a través de dispositivos móviles. También gastó parte de sus propios ahorros en pagar reparaciones de cableado eléctrico, limpieza de paredes y otros detalles.

Las últimas noticias de hoy y más en su bandeja de entrada