Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

Recuperación estadounidense podría ‘perder oportunidad’ para México: analista

Las expectativas de la demanda de los consumidores estadounidenses deberían dar a México un gran impulso a su economía para 2021, pero al menos una importante agencia de calificación considera una “oportunidad perdida” si México no revierte el clima actual de inversión o no aborda los desarrollos recientes en su mercado laboral. .

La vicepresidenta y analista asistente de Moody’s, Ariane Artis-Polin, dice que la reestructuración del comercio mundial después de la epidemia está surgiendo a medida que Estados Unidos gana fuerza en la recuperación.

A medida que las empresas se acercan a casa para garantizar una red estable de cadenas de suministro, el evento “cercano” crea la posibilidad de que nuevas empresas estadounidenses se establezcan en México, dijo Artisan-Paul en una videoconferencia con los periodistas.

“Podría generar importantes oportunidades de inversión en México, especialmente en el sector automotriz”, agregó. “Pero dada la situación actual en México, creemos que va a ser difícil”.

“Dado el entorno actual y las señales negativas, creemos que esta será una oportunidad perdida, donde la inversión no va a funcionar en condiciones ideales”, dijo Artis-Polin, quien maneja la soberanía.

Al presentar el último informe de pronóstico macro de Moody’s para México, el analista publicó estos comentarios, elevando el pronóstico de crecimiento del PIB de la compañía para 2021 de 3.5% a 5.5% para el país.

El aumento se basa en un desempeño ligeramente mejor de lo esperado a fines de 2020, pero principalmente impulsó el pronóstico mejorado para el crecimiento de EE. UU. A 4.7% en 2021 y 5.0% en 2022, incentivos vinculados a pronósticos anteriores de 4.2% y 3.9%, y un paquete de ayuda financiera más grande de Estados Unidos Mejora de las vacunas.

READ  Los mejores nuevos hoteles y resorts ecológicos en México

Sin embargo, la recuperación de México se ejecutará “a dos velocidades” en 2021, lo que ayudará a la fuerte demanda de exportaciones de Estados Unidos, mientras que la expansión de Estados Unidos “acelera el crecimiento económico gracias al lento consumo privado, los contratos y el menor gasto financiero”, dijo Moody’s.

Según Artis-Polin, estos factores internos pueden pesar en el PIB, y la compañía eleva moderadamente su perspectiva de crecimiento para 2022 a 2.6% desde su estimación anterior de 2.0%.

Dijo que después de 2022, el PIB retomará un crecimiento anual del 2% por encima de su promedio histórico.

“Está claro que hay un declive en el empleo y la calidad del trabajo, lo que tendrá un impacto en el consumo”, dijo en respuesta a una pregunta de Pynamicas. “Por eso esperamos que el consumo y la inversión sean relativamente débiles”.

Artis-Polin dijo que la actual Ley del Mercado Eléctrico que se está discutiendo en el Congreso es “una señal muy negativa para todas las inversiones” y está en línea con el deterioro del entorno de inversión desde finales de 2018. La administración del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) llegó al poder en diciembre de 2018.

Estas tendencias de inversión “no se han notado en números desde fines de 2018 y no esperamos que cambien”, dijo Artis-Bolin.

Según el informe, la inversión en México cayó del 22% en 2018 al 18% del PIB en 2020 y se espera que continúe su lento descenso.

Mientras tanto, la tasa de desempleo puede haber aumentado al 5% a mediados de 2020, pero el desempleo se está deteriorando, aumentando al 14% en diciembre en comparación con el promedio de 2019 del 7%, según los últimos datos del gobierno.

READ  La búsqueda de fútbol de la Copa Mundial de Canadá se renueva en Jamaica después de los avances en México

Moody’s también señaló que los mexicanos ganan menos del doble del salario mínimo que representa el 60% de los empleados en comparación con el 51% en el 4T19.

Perdon por el futuro

El lastre para la economía creado por estos factores internos “nos preocupa sobre el futuro porque una economía débil que crece débilmente tendrá un impacto negativo en la recaudación de impuestos, y esta es una de las presiones sobre el perfil crediticio y la valoración”, dijo.

Por lo tanto, Moody’s todavía está evaluando su próximo movimiento en sus calificaciones soberanas, y ha decidido mantener una perspectiva ‘negativa’ para México a fines de abril de 2020 para reducir su calificación de largo plazo en moneda de ‘A3’ a ‘Baa1’ (negativo ). Negativo) ‘en el pico del bloqueo de la infección.

La perspectiva “negativa” indica un alto riesgo de que Moody’s provoque nuevas rebajas en su próxima revisión.

A pesar del pronóstico del PIB, Moody’s mantuvo la opinión de que, como dice Artis-Paul, los riesgos fundamentales para la soberanía no cambian fundamentalmente.

Por ello, añadió, “esperamos resolver [negative status] Entre 12-18 meses desde finales de abril de 2020 ”, es decir, entre abril y octubre de 2021.