Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

Planta de reciclaje de espuma de poliuretano disponible en España

Instalaciones de Puerto Rico (Fuente: Repsol)

Repsol se construirá en su complejo industrial de Puerto Rico, la primera planta de reciclaje químico de espuma de poliuretano de España, un componente clave de colchones, sofás y sillas de coche. Al final de su vida útil, la espuma de poliuretano es uno de los plásticos más difíciles de procesar.

Se espera que la nueva instalación de reciclaje esté terminada a fines de 2022 y tendrá una inversión de alrededor de 12 millones. Una vez operativa, la planta tendrá capacidad para procesar unas 2.000 toneladas métricas de espuma de poliuretano al año, que se colocan cerca de 380 kilómetros lineales de colchones.

Repsol prevé utilizar este esquema económico circular para producir polioles circulares a partir de espuma de poliuretano reciclada. El poliuretano es una de las materias primas utilizadas para hacer espuma, cerrando así por completo el círculo de reciclaje y la consistencia de estos materiales esenciales. La integración de esta nueva planta de reciclaje en el Complejo Petroquímico de Puertollano permite incrementar las sinergias con los procesos estándar de la instalación asegurando la calidad de esta producción circular.

Esta inversión representa un paso más en la determinación de la firma de transformar su área industrial. Esto incluye convertir los centros de producción en múltiples centros de energía capaces de producir productos con huella de carbono baja, nula o negativa. Repsol ya ha anunciado que invertirá 700 millones de dólares en proyectos de industrialización y economía circular para 2025 solo en el complejo industrial de Puerto Rico. Esto ayuda a garantizar un futuro competitivo para las instalaciones industriales.

READ  Mohamed Salah vuelve a marcar el anuncio de un futuro traslado a España

En palabras de Jose Louis Bernal, Director General de Repsol Química: “La planta de reciclaje de espuma de poliuretano representa la oportunidad de desarrollar nuevos modelos de negocio que reflejen la estabilidad medioambiental de Repsol, ayudando a nuestros clientes a cumplir sus objetivos de sostenibilidad y la creciente demanda de reciclaje. Prolongar la vida útil de nuestros productos. “