Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

Pandemia supera a los luchadores mexicanos “lucha libre” – deporte

Yossil González

Cauotitlan Ezcale, México ●
Viernes, 23 de abril de 2021

2021-04-23
13:30
8
9a83ea3b2805adb41e1c26538e0941f8
2
Deportes
Lucha, lucha, lucha, entretenimiento, deporte
libre

Los luchadores se golpean unos a otros en un patio trasero a las afueras de la capital mexicana mientras intentan ganarse la vida; sin embargo, su oponente más aterrador desde la pandemia de Covid-19 ya no es el héroe reinante.

El nuevo Coronavirus se ha cobrado la vida de decenas de luchadores legendarios de la “lucha libre” en México, hundiendo a la profesión en el duelo, y con las arenas cerradas, también ha habido graves dificultades financieras.

En un suburbio del norte de la Ciudad de México, los luchadores encapuchados se pelean, patean y golpean entre sí con sillas y luces de tubo en una versión extrema de la popular mezcla de deporte y entretenimiento.

Docenas de fanáticos, incluidos niños, gritan y vitorean con poca o ninguna señal de distanciamiento social y pocas máscaras faciales.

El evento es un homenaje a Ovette, uno de los muchos luchadores que han sucumbido al Coronavirus. Otras víctimas del virus incluyen grandes nombres como Mathematician II y Anibal Jr.

“Ya tenemos casi 200 luchadores que han muerto, además de familiares”, dice Phantom, el luchador veterano que encabeza el Comité de Lucha Libre de la Ciudad de México.

El virus está en todas partes

El luchador mexicano de Brighton Giovanni Montiel, apodado Lunatik Extreme, posa para una foto durante un espectáculo secreto en el patio trasero del Salón de la Fama, creado por el organizador de lucha extrema Zona 23, que rinde homenaje a su padre luchador Israel Montiel León, “Ovett”, quien murió de COVID-19 en febrero de este año a la edad de 44 años, y otros luchadores, en Cuautitlan Izcalli, Estado de México, México, 4 de abril de 2021. Casi 200 luchadores mexicanos han muerto a causa del COVID-19, su peor rival. (AFP / Claudio Cruz)

READ  Softbol Canadá anuncia que su equipo olímpico cuenta con gran cantidad de talento en Columbia Británica

El hijo de Offit, de 21 años, y también luchador, Lunatic Extreme, dice que el virus ha “despertado otras enfermedades” que asolan a su padre, quien perdió su última pelea en febrero a la edad de 44 años.

Muestra recuerdos de su mentor, incluidos trajes coloridos, una portada de DVD que muestra la subyugación de un rival disfrazado de payaso y fotos de su actuación en Arena México, la gran catedral de la lucha libre.

Dice que el mayor peligro que enfrentan los luchadores ya no es la patada o los golpes físicos, sino el virus que está “en todas partes” en el país de 126 millones de personas.

México es uno de los países más afectados por la pandemia, con la cifra oficial de muertos por Covid-19 en alrededor de 214 000. Incluso el gobierno admite que la cifra real puede ser mucho mayor.

Con las arenas cerradas durante más de un año, los luchadores conocidos por sus llamativos trajes y maniobras acrobáticas han tenido que adaptarse en un esfuerzo por ganarse la vida.

“Nos quitaron todo el trabajo. Cerraron los estadios. Intentamos actuar a puerta cerrada, pero no funcionó bien. Acabamos de empezar”, dice Lunatic Extreme.

El comité de lucha se opone a los combates con fanáticos presentes en este momento debido al riesgo de infección.

Las autoridades mexicanas solo permiten que los partidos a puerta cerrada se filmen y transmitan a través de Internet.

‘y la vida sigue’

Los fanáticos vitorean mientras los luchadores mexicanos participan en un espectáculo secreto en el patio trasero del Salón de la Fama, realizado por la organización de lucha extremista Zona 23, que rinde homenaje al luchador Israel Montiel Lyon. Los fanáticos vitorean mientras los luchadores mexicanos participan en un espectáculo secreto del Salón de la Fama, organizado por la organización de lucha extremista Zona 23, que rinde homenaje al luchador Israel Montiel León, “Ovett”, quien murió de COVID-19 en febrero de este año a esta edad de 44, y otros luchadores, en Cuautitlan Izcalli, Estado de México, México, el 4 de abril de 2021. Casi 200 luchadores mexicanos han muerto a causa del COVID-19, su peor rival. (AFP / Claudio Cruz)

Un luchador llamado Silk Prince planea honrar al primo de su segundo atleta, quien falleció el año pasado.

READ  México vs Honduras | SuperSport: la fuente africana de vídeos deportivos, partidos, resultados y noticias

“La vida sigue”, dice llorando, “siempre que subo al ring, le dedico el espectáculo”.

Estos dos luchadores provienen de un linaje famoso que incluye al fallecido huracán Ramírez y al matemático octogenario Sr., quien llora por su hijo.

“Ni siquiera podía despedirme”, dice. “Ahora estoy tratando de darle el resto de mi amor a mi nieto”.

Y agrega: “Aparte de mi hijo que más me lastima, han muerto muchos compañeros. Yo llevo muchos años luchando y estoy contando los que murieron y ahora hay muchos”.

Los luchadores saben que entrar al ring es más peligroso ahora debido al Covid-19, pero dicen que no tienen otra opción.

“Toda la profesión se ve afectada. Mucha gente se gana la vida luchando y ahora tiene que ganar un salario”, dijo Silk Prince.