Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

Muere a los 86 años el español Mario Camus, director de “La Colmina”, Los Santos Inocentes

estos años Festival de Cine de San Sebastián De luto como director español Mario Camo, célebre por sus adaptaciones sobrias pero cautelosas de distinguidas novelas españolas como “La Colmina” -escrita por el premio Nobel Camilo José Chile- murió el sábado en Santander, “El joven Sánchez” de Ignacio Aldecoa y “Santos inocentes” de Delibes, en el norte de España. La ciudad en la que nació. Camus tenía 86 años.

Entre los logros de su carrera, Camus fue galardonado con el Oso de Oro de Berlín a la Mejor Película con “La Colmina” (1983), el Premio del Jurado Ecuménico en Cannes por “Los Santos Inocentes” (1984). Tales películas demostraron ser un punto culminante en el sueño de la izquierda socialista gobernante en España, que presionó cuando Pilar Miró asumió la presidencia del Instituto de Cine Español ICAA en 1982, para mantener la ventaja social del cine español pero al mismo tiempo suavizar sus niveles de producción y trasladándolo al teatro europeo.

Más de Variety

Camus también participó en el Festival de Cine Semanal de Cannes y el Festival de Moscú de “Sombras en un conflicto” (1993). El director también fue honrado con el Premio Goya de la Academia Española a la Trayectoria en 2011.

Perteneció a la llamada nueva generación del cine español que incluye a los directores Carlos Saura – Camo colaboró ​​con el maestro español en su áspero debut en 1959 “Los golfos” y en su segunda salida, 1963 Western con influencia de Buñuel “Weeping for a Bandit” – Basilio Martin Patino y José Luis Burao, Francisco Regueiro, Julio Diamante y Miguel Picasso.

READ  Código de conducta para el uso de personas influyentes en la publicidad: tecnología de medios, comunicación, información y entretenimiento

La carrera de Camus abarcó más de cuarenta años, desde su ópera prima “Los farsantes” en 1963 hasta su canto del cisne “El prado de las estrellas” en 2007.

Además de su hábil habilidad para adaptar con elegancia las obras de maestros españoles como el escritor del siglo XVII Calderón de la Barca con la película de 1973 “La leyenda del alcalde de Zalamea”; el poeta y dramaturgo Federico García Lorca en “La casa de Bernarda Alba” (1983); y Eduardo Mendoza con “La ciudad de los prodigios” (1999), su habilidad ha protagonizado muchos otros géneros, incluidos populares musicales con estrellas españolas Sarah Montell, Rafael, Marisol y otros, thrillers como “Sombras en un conflicto” e incluso comedias. dramático como fue el caso de la “autoestima”. Su trabajo siempre se llevó a cabo con una artesanía digna de confianza.

También destacan dos películas con el carismático Antonio Gaddis, la lírica de 1966 “Con el viento solano”, a concurso en la Palma de Oro, en la que interpreta a Gaetano, un prófugo de la ley española, y la película de 1945 “Días pasados, donde el maqui que no echará los brazos.

En total, el director ha rodado 30 películas y ha estado detrás de la cámara de algunas de las series de televisión más duraderas de España: “Fortunata y Jacinta” (1980), “Curro Jiménez” (1977) y una de las series más ambiciosas jamás ambientadas en España. , “La forja de un rebelde” (1990), por nombrar algunos.

Unos días después de que Camus se perdiera la Palma de Oro en Cannes 1984 con “Los santos inocentes”, el director estaba en un restaurante cuando llegó el actor Dirk Bogarde. Bogard acababa de desempeñarse como presidente del jurado, y con la ayuda le envió a Camus una carta escrita en un pañuelo que decía: “Melana Bonita” (hermosa cometa, el pájaro), expresión que el gran actor español Francisco Rabal repite a lo largo de Camus. película, reconociendo que Bogard era fanático, quizás indicando que le hubiera gustado que Camus ganara.

READ  ¿Cuál es el verdadero nombre de Nikki Nihacho?

Como gran parte del cine español, el director no obtuvo en vida el reconocimiento que merecía, con una excepción, una maravillosa retrospectiva completa en 1984 en el Festival de Cine de Valladolid.

Camus solía decir con humildad que el gran cine español siempre se escribía con la letra “B”, una referencia a los tres grandes Luis Buñuel, Luis García Berlanga y José Antonio Bardem. Ahora, una de las carreras más largas e ilustres del cine español culmina con una “C”.

John Hopewell contribuyó a este artículo.

Mejor surtido

grabar para Boletín Misceláneo. Para conocer las últimas noticias, síganos en Sitio de redes sociales de FacebookY Gorjeo, Y Instagram.