Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

México resiste la presión de la UE para ratificar el acuerdo comercial después de los cambios legales

México se resiste a la presión de la Unión Europea para firmar el acuerdo comercial acordado hace cuatro años, diciendo que los cambios legales propuestos recientemente por Bruselas podrían retrasar el proceso de ratificación.

El comisionado de Comercio de la UE, Valdis Dombrovskis, dijo que los funcionarios mexicanos se estaban «tomando su tiempo» después de hacer algunas modificaciones para reflejar el marco utilizado en un acuerdo entre Bruselas. Unión Europea y Chile Se finalizó el mes pasado. Bruselas espera que las disputas suavicen la aprobación del acuerdo, pero la Ciudad de México teme que se requiera un nivel de aprobación por separado para el acuerdo.

«En las últimas semanas, hemos propuesto una posible solución al marco legal de este acuerdo global modernizado», dijo Dombrovskis.

“Creemos que esta es una buena solución que también toma en cuenta algunas de las preocupaciones de México”, agregó. “Actualmente estamos esperando la respuesta final de México. Una vez que recibamos esa respuesta, estaremos listos para seguir adelante con el acuerdo.

México es visto como un exportador líder de maquinaria, equipos y minerales a la UE, ya que Bruselas busca reducir su dependencia de China.

Héctor Vasconcelos, presidente y asesor cercano de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de México El líder populista de izquierda Andrés Manuel López ObradorMéxico se negó a defender el acuerdo comercial: “Estamos considerando el tema y listos para ratificarlo en cualquier momento. [the trade deal] cerrado.»

“La posición de México es que no hay necesidad de compartimentar el acuerdo. debe ser reconocido como [initially] Acordado por las comisiones que negocian el acuerdo”, dijo, y agregó que los cambios conducirían a una renegociación del acuerdo que sería necesaria.

READ  101 momentos memorables de la Copa del Mundo: El Matador salvó a México

México quiere solicitar recortes de impuestos en temas como derechos laborales, protección ambiental y protecciones de inversión modernizadas una vez que el acuerdo comercial entre en vigencia, pero la UE quiere retrasarlos. Esto se debe a que los parlamentos nacionales, como el Parlamento Europeo, deben votar a su favor. Los gobiernos nacionales solo pueden ratificar acuerdos comerciales.

La UE ha luchado para concluir acuerdos comerciales plenos Su Acuerdo Económico y Comercial Integral (CETA) con Canadá en 2016. Ese acuerdo aún espera la ratificación de 10 de los 27 estados miembros que se oponen a los capítulos de protección de inversiones que otorgan a las empresas el derecho a buscar compensación por parte de los gobiernos, aunque parte del acuerdo se está aplicando de manera provisional. Por lo tanto, Bruselas ha presionado por acuerdos «divididos» para que los aranceles puedan reducirse incluso si los parlamentos nacionales se oponen a disposiciones más amplias.

Bruselas todavía espera firmar un acuerdo con la Ciudad de México y permitirle usar una zona comercial, como se usa en el modelo chileno, con capítulos más complejos que esperan la aprobación de los parlamentos nacionales. El acuerdo con Chile podría firmarse este otoño, dijo Dombrowskis el mes pasado.

estaba la union europea El mercado de exportación más grande de México seguido por Estados Unidos en 2021. México importó mercancías por valor de 23.400 millones de euros, con exportaciones totales de 37.700 millones de euros. Las empresas de la UE invirtieron 176.000 millones de euros en el país en 2020.

México también está listo para beneficiarse de la «proximidad» a medida que las empresas trasladan la producción de China a Estados Unidos. Último Informe Anual del Banco Interamericano de Desarrollo juzgado Las exportaciones de América Latina y el Caribe podrían aumentar a 78.000 millones de dólares al año.

READ  Naver completa la adquisición de Wallapop por 81 millones de dólares, el segundo mercado más grande de España

Dombrovskis dijo que la UE quiere diversificar el comercio y usar acuerdos para evitar «dependencias estratégicas» de países como el gas de Rusia.

«Claramente hay cierta reevaluación de nuestra política con China tras la agresión de Rusia contra Ucrania y la posición ambigua de China sobre el asunto», dijo, y agregó que Bruselas «seguirá interactuando con China, pero sin ingenuidad y [by] Gestionar adecuadamente los riesgos».

El ex primer ministro letón, uno de los comisarios europeos más liberales, apoyó un mayor escrutinio de la inversión china en nuevas tecnologías verdes en Europa, como las plantas de baterías de vehículos. «Eso requiere una evaluación», dijo, y agregó: «Hay razones por las que tenemos un mecanismo de selección de IED».