Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

Los parlamentarios revelan cómo las agencias deshonestas engañan a los solicitantes de empleo

Los parlamentarios revelan cómo las agencias deshonestas engañan a los solicitantes de empleo

Lunes 11 de marzo de 2024 01:00 | por

El director de la Agencia Shifa, Mwalimu Mwagozo, informa al Comité de Asuntos de Expatriados y Trabajadores Migrantes de la Asamblea Nacional sobre sus documentos de registro. Foto/Robin Mwambango

Una visita del Comité de Expatriados y Trabajadores Migrantes de la Asamblea Nacional a agencias de contratación privadas en Mombasa ha revelado operaciones de agencias deshonestas que defraudan a los kenianos del dinero que tanto les ha costado ganar, bajo la apariencia de contratación en el extranjero.

El comité, encabezado por la diputada de Taita Taveta, Lydia Haika, reveló prácticas preocupantes en agencias como Al-Hadrami y Al-Mahalla, que han estado operando durante 12 años.

A pesar de afirmar haber facilitado el despliegue de más de 600 kenianos en el extranjero, la agencia carecía de documentos de oficina básicos, lo que genera serias preocupaciones.

Ubicada discretamente a lo largo de Makdara Road, cerca del restaurante Barka, las prácticas engañosas de la agencia prosperaban en el secreto y el engaño. Desde la concurrida carretera Makdara, donde el tráfico circula a izquierda y derecha, no se puede notar fácilmente el tenue letrero de Hadrami y Mahalla en la entrada. Es casi imposible imaginar que esta fue la puerta silenciosa a la cruel traición infligida a cientos de kenianos desprevenidos en su búsqueda por ganarse la vida dignamente.

Una estrecha y empinada escalera de madera contrachapada conduce a sus sospechosas oficinas del piso de arriba. La gerente Mutila Masoud es visiblemente mandona, mientras dos de sus empleados esperan «más instrucciones» del jefe.

Masoud no presentó ningún documento operativo y su permiso de trabajo expiró en 2020.

“Nuestro encargado de registros está en el campo pero podemos imprimir los archivos”, dijo el gerente, mientras le pedía a un trabajador que “ubicara los documentos”.

El tiempo corría, la espera era larga, pero los documentos no aparecían por ninguna parte. Los empleados asignados para localizar los archivos huyeron silenciosamente, lo que se sumó al comportamiento sospechoso de la agencia.

Cuando se le presionó, Masoud admitió haber cometido violaciones legales ocasionales, incluido el despliegue de trabajadores con visas de visita en lugar de permisos de trabajo, una práctica riesgosa que atribuyó a la disminución de las solicitudes de empleo en los Emiratos Árabes Unidos tras la pandemia de Covid. Fue tal engaño lo que aparentemente enfureció a los legisladores, quienes se marcharon furiosos.

READ  Un ministro del gobierno de Uganda pasa la Pascua en la cárcel por el escándalo de los techos

Se dice que Al-Hadrami y Mahala están involucrados en un plan de estafa en el que se dice que el gerente cobró casi 20 millones de chelines de más de 300 kenianos y los dejó varados. A través de pruebas disponibles en forma de recibos, números de obstetricia y grabaciones de vídeo, el comité supo que alrededor de 387 hombres y mujeres jóvenes que estaban muy interesados ​​en viajar y trabajar en el extranjero con la esperanza de quedarse en la oscuridad después de pagar 50.000 chelines cada uno para La agencia.

Un total de 19.350.000 chelines se fueron por el desagüe en dicha estafa, según Omar Saeed, una de las víctimas. «Estaba planeando ir a Qatar para un trabajo de seguridad en agosto del año pasado. Después de pagar 50.000 chelines, estaba ansioso por salir del país. Luego nos dijeron que había un problema menor en la embajada y que teníamos que tener paciencia». … Nos entendimos como humanos. Terminaron agosto, septiembre y octubre. Fue la misma historia y seguimos teniendo paciencia… y en noviembre iniciamos nuestro propio proceso. Al principio nos pusieron en un grupo de administradores de AhatsApp. Sólo y no podíamos hacer comentarios y nuestras voces tampoco podían ser escuchadas. «Entonces», dijo Omar a People Daily. Formamos nuestro propio grupo para forjar el camino a seguir».

Recuerda que en noviembre de ese año, la agencia los llamó a una “entrevista” en lo que resultó ser una artimaña diseñada para calmar sus nervios.

Pero la espera será larga y continuará hasta enero de 2024, cuando el director comience a gritar, exigiendo que “los impacientes” se retiren de inmediato.

«Dijo que a aquellos que se retiraran se les descontarían 35.000 chelines a cada uno y se les reembolsarían 15.000 chelines… Nos sorprendió que no tuviéramos ningún problema. La agencia tuvo problemas porque no confirmaron nuestro viaje… Intentamos buscar ayuda». «A través de la policía, pero aún no lo hemos logrado».

Añadió: “Necesitamos la intervención del gobierno. Nos rompimos la espalda por dinero. Hemos pedido préstamos y vendido nuestras parcelas de tierra sólo para conseguir dinero con la esperanza de conseguir el trabajo, y ahora alguien nos está estafando. Si coges un machete y empiezas a robarle a la gente, ¿qué dirá el gobierno?

Otra víctima

Aisha Rashid Mohammed, otra víctima, culpó a Masood de desperdiciar a los jóvenes mediante un juego de estafa diseñado y pidió al gobierno que interviniera y los ayudara a recuperar su dinero y documentos de la agencia.

READ  Rusia se compromete a reducir las operaciones; Ucrania propone neutralidad

Parece un poco protectora porque no quiere escucharnos. Incluso si fuera allí con la policía, no pasaría nada porque también llamaría a la policía leal a ella y sería complicado. «Esperamos siete meses en vano», dijo Aisha.

Masoud había dicho al comité que la agencia recluta kenianos para trabajar principalmente en Qatar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

“Después de la pandemia, el negocio experimentó un descenso significativo y no hubo más pedidos de los Emiratos Árabes Unidos, que también cancelaron todos sus subagentes. «Ahora los Emiratos Árabes Unidos ya no emiten visas de trabajo», dijo Masoud al comité. No tuvo reparos en revelar algunos de sus trucos sucios y admitió que a veces infringía la ley y enviaba trabajadores a Oriente Medio “con una visa de visitante en lugar de una visa de trabajo”.

“A veces tenemos que enviar trabajadores con una visa de visita con la esperanza de que luego se convierta en un permiso de trabajo… lo cual es un riesgo muy grande. «Ésta es en parte la razón por la que el mercado de los EAU ha caído, porque nadie está dispuesto a correr un riesgo tan grande», dijo al comité.

Si bien citó la burocracia gubernamental y las demoras en el acceso a documentos importantes para facilitar los permisos de viaje como algunos de los principales contratiempos que continuaron obstaculizando las operaciones de la agencia, Masood ha admitido públicamente que a menudo paga sobornos para obtener pasaportes y autorización policial para sus candidatos.

Por ejemplo, dijo: “Si tengo un cliente y tal vez no tenga pasaporte. Un cliente puede tardar más de tres meses en obtener un pasaporte, a menos que tenga a alguien con un contacto detallado que le ayude a acelerar el proceso. Además, el certificado de buena conducta caduca estos días a los seis meses, aunque no lo hayas obtenido a tiempo.

Otra agencia, Atokal Ltd, también se encontró en una situación similar, y su director, Yusuf Ibrahim, no pudo proporcionar expedientes de personal ni contratos, lo que subraya el secreto que rodea a estas operaciones.

A cambio, Al-Shifa, dirigido por el director Mwalimu Mwaguzo, proporcionó todos los registros necesarios, destacando los procedimientos operativos adecuados. Según Haika, el comité tiene como objetivo abordar los desafíos que enfrentan los trabajadores migrantes.

Sin embargo, expresó su frustración por la falta de responsabilidad y profesionalismo de algunas agencias, y las describió como “sólo agencias de documentales”.

READ  Por qué la agricultura sigue siendo poco atractiva para los jóvenes - Informe Heifer

Durante el fin de semana, el director general de la Autoridad Nacional de Empleo (NEA), Joseph Njoy, fue criticado por aprobar agencias deshonestas, y los parlamentarios instaron al organismo a tomar medidas contra ellas.

Aunque algunos parlamentarios han defendido a las agencias y han pedido mejores políticas para apoyarlas, persiste la preocupación por la explotación de los trabajadores kenianos en el extranjero.

Mejores políticas

La diputada de Njoro, Charity Kathambe, cuestionó la seriedad de la NEA sobre el tema y dijo que la autoridad era injusta con los kenianos que sufren en el extranjero.

«Necesitamos abordar los problemas que tenemos entre manos. Recorrimos Mombasa y nos sorprendimos al encontrar agencias de contratación que no tenían un expediente para sus trabajadores. ¿Se da cuenta la NEA de que hay kenianos que han sido engañados con millones de chelines y que están ¿Sigues llorando ahora? Espero que Ngwe elimine las agencias de contratación», afirmó Kathambe. «Este pícaro».

Pero el diputado de Mombasa, Zamzam Mohammed, y el diputado de Langata, Felix Odior, alias Jalang'o, salieron en defensa de las agencias, alegando que no todas son deshonestas. En cambio, pidieron mejores políticas para ayudar a las agencias a mantenerse a flote.

“Ayudemos a las agencias reales a mantenerse a flote. No podemos ser el gobierno que firma acuerdos bilaterales para que los expatriados kenianos trabajen allí y al mismo tiempo hacerles pasar un mal rato. “Ayudémosles a funcionar adecuadamente abordando algunos de los desafíos que enfrentan, como los retrasos en la obtención de pasaportes y otros”, explicó Jalango.

Mohammed cree que se deben abordar cuestiones como los salarios de los trabajadores kenianos para garantizar que los trabajadores de la diáspora vivan una vida digna.

Por su parte, Njoy expresó su preocupación de que algunas agencias se estuvieran aprovechando de que “la NEA es muy débil sobre el terreno pero ahora estamos reclutando y la implementación estará completa”.

El jefe de la NEA dijo que se supone que las agencias no deben cobrar nada por categorías de trabajos no calificados, como los trabajadores domésticos, pero algunas sí lo hacen.

Le contó al comité cómo algunas agencias falsifican y producen certificados NEA falsos, exponiendo a los trabajadores a la miseria y terminando perdiendo dinero.

Advirtió que las agencias deshonestas corren el riesgo de ser cerradas si continúan con sus trucos sucios.