Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

Llamamiento vietnamita para alivio del coronavirus, pero solicitudes gubernamentales de donaciones rechazadas – Radio Free Asia

Los ciudadanos vietnamitas que soportan la peor parte del creciente número de infecciones por COVID-19 en el país del sudeste asiático han pedido al gobierno que brinde asistencia a quienes perdieron sus trabajos en medio de la pandemia de salud, mientras que simultáneamente critican los llamados de los líderes para que los residentes contribuyan con dinero. a un fondo nacional de virus Corona.

Grandes extensiones de Vietnam están bloqueadas mientras el país de aproximadamente 99 millones de personas lucha contra un número creciente de casos de coronavirus. El miércoles, el país informó un total de 645,640 casos confirmados de COVID-19, incluidos casi 10,600 casos nuevos y 16,186 muertes, con 250 nuevas muertes.

El martes, la Confederación General del Trabajo de Vietnam (VGCL) propuso utilizar parte de los 89 billones de dong (3.900 millones de dólares) del fondo de seguro de desempleo del país para ayudar a los trabajadores afectados por la pandemia de COVID-19.

Muchos trabajadores se vieron muy afectados por la cuarta ola de la pandemia, que se vio agravada por la presencia de la variante delta altamente contagiosa, con el cierre de fábricas y negocios que los obligó a dejar de trabajar. La crisis actual también ha puesto de manifiesto la falta de preparación del gobierno para hacer frente a uno de los desastres de salud pública más graves de los tiempos modernos.

Más de dos millones de trabajadores en Vietnam han perdido sus trabajos, se han tomado una licencia sin goce de sueldo o una licencia periódica desde que comenzó el aumento actual a fines de abril, según VGCL.

La solicitud de VGCL debe ser aprobada por el Ministerio de Trabajo, Discapacitados y Asuntos Sociales de Vietnam antes de que se liberen fondos del fondo del seguro de desempleo.

Los paquetes de ayuda previos proporcionados por el gobierno, incluido un paquete de 26 billones de dong, eran “difíciles de implementar y [was] Menos efectivo de lo esperado ”, dijo VGCL sin entrar en detalles.

Las provincias y ciudades importantes como Hanoi y Ciudad Ho Chi Minh implementaron sus propias políticas de ayuda, aunque los residentes locales informaron que el apoyo que recibieron no fue suficiente para satisfacer sus necesidades básicas.

Algunos jóvenes vietnamitas que perdieron a sus padres en medio de la propagación del coronavirus en la ciudad más grande de Vietnam se han quedado huérfanos sin nadie que los apoye.

READ  Etiopía registra el mayor aumento semanal de casos de COVID-19 en África

Alrededor de 1.500 estudiantes en la ciudad de Ho Chi Minh han perdido a sus padres a causa del virus COVID-19 desde finales de abril, informó el martes el departamento municipal de educación y capacitación.

De este número, más de 490 son estudiantes de primaria, 580 son estudiantes de secundaria y el resto son estudiantes de secundaria, todos de diferentes partes de la ciudad, aunque la mayoría vive en tres distritos.

Las autoridades pagarán 540.000 dong al mes para los niños mayores de 4 años, mientras que los menores de 4 años recibirán 900.000 dong al mes. Todos recibirán un seguro médico, menos las tasas de matrícula, hasta que cumplan los 16 años. Se les brindará otro apoyo social hasta que cumplan los 22 años.

Las autoridades piden donaciones para que cada huérfano pueda recibir una cantidad superior a los 3 millones a 5 millones de dong mensuales además de las necesidades básicas.

agotando los recursos de las personas

Mientras tanto, tanto ciudadanos como profesionales de la salud están criticando el manejo por parte del gobierno central del Fondo Nacional de Vacunas COVID-19, que ha recibido donaciones por un total de 8.700 millones de dong, y su llamado a que la gente común contribuya con dinero.

“Esta es una caja de bondad, solidaridad, fe y corazón a corazón para superar juntos la adversidad y permitir que Vietnam triunfe sobre la pandemia de COVID-19”, dijo el primer ministro Pham Minh Chin en un mensaje de video al pueblo vietnamita. “Escribamos una vez más la historia de la gloriosa victoria de la nación: ganar la batalla contra la pandemia de COVID-19”.

Vietnam tiene una de las tasas de vacunación más bajas del mundo contra el coronavirus.

El gobierno retiró alrededor de 373 mil millones de dong para comprar las vacunas, mientras que el resto se depositó en cuatro grandes bancos comerciales y en el Banco Estatal de Vietnam, donde puede ganar intereses al 3.3 por ciento anual durante tres meses y al 3 por ciento anual durante tres meses. Su duración es de un mes, según la Junta Directiva del Fondo Nacional COVID-19.

Hasta el 10 de septiembre, se habían administrado casi 30 millones de dosis de la vacuna COVID-19 y se habían vacunado por completo alrededor de 4,5 millones de personas. Sin embargo, muchos permanecen sin vacunar debido a la constante falta de dosis.

El 8 de septiembre, el Ministerio de Finanzas y Salud de Vietnam propuso utilizar parte del Fondo de Investigación de Vacunas y Ensayos Clínicos para vacunas nacionales, lo que generó críticas de ciudadanos vietnamitas y expertos en salud.

READ  Los papeles fósiles pueden revelar el clima en la última era de los dinosaurios

El llamado del gobierno a los funcionarios, funcionarios, funcionarios y trabajadores de todo el país para que contribuyan con el salario de un día a los esfuerzos del país para hacer frente al virus los enfureció aún más. Incluso se animó a los vietnamitas extranjeros a donar dinero al fondo.

“Los [Communist] “La política del partido y del gobierno es depender de los recursos de la gente, en otras palabras, agotar los recursos de la gente”, dijo un experto en salud de Hanoi, que pidió no ser identificado para poder hablar libremente.

“Las personas ahora están desempleadas y necesitan apoyo del gobierno, entonces, ¿cómo pueden contribuir con sus salarios?” preguntó, y agregó que los altos funcionarios, incluido el primer ministro, el presidente, el secretario general del Partido Comunista y los ministros del gobierno, deben contribuir con dinero de sus salarios.

“No deben llamar a los trabajadores, porque eso sería difícil para la gente y parecería indeseable. ¿Quieren tener las últimas monedas en los bolsillos de la gente?”, Preguntó el experto en salud.

Dijo que usar el dinero del fondo para apoyar la investigación de vacunas y depositarlo en bancos para ganar intereses no está en línea con el propósito original del fondo.

“Tenemos el dinero, pero nos faltan las vacunas. Esto es un abuso del fondo”. Dijo el experto en salud.

Un vial vacío de la vacuna contra el coronavirus Sinopharm COVID-19 se coloca sobre una mesa en un centro de vacunación en Hanoi, Vietnam, el 10 de septiembre de 2021. Crédito: AFP

falta de transparencia

Dijo que si bien los funcionarios revelaron los montos de las donaciones y cómo se utilizó el dinero del fondo, guardaron silencio sobre cuánto interés generaba el dinero que quedaba en el banco.

“Esto significa que hay una falta de transparencia en el gasto del fondo”, agregó el experto en salud.

El gobierno vietnamita estableció el Fondo Nacional de Vacunas COVID-19 a fines de mayo para recibir, administrar y recolectar donaciones en especie y en efectivo para combatir la pandemia de COVID-19.

El fondo también recibe contribuciones de otras fuentes para que el gobierno pueda comprar, importar, investigar, producir y administrar vacunas COVID-19.

Una trabajadora llamada Thi, que dejó su casa en la provincia de Tay Ninh en 2009 para ganarse la vida en la ciudad de Ho Chi Minh, le dijo a Radio Free Asia que tenía que regresar a la provincia cuando su empresa cerró en medio de la pandemia de coronavirus.

READ  Las erupciones volcánicas provocaron lluvias monzónicas masivas y la aparición de dinosaurios hace 230 millones de años: Estudio | The Weather Channel - Artículos de The Weather Channel

Dijo que estaba al tanto de que el gobierno había solicitado contribuciones para comprar vacunas, pero no sabía que había depositado algunos fondos nacionales en bancos o que los había utilizado para realizar investigaciones sobre vacunas.

“Ni siquiera se me permitió recibir 1,5 millones de dong del paquete de ayuda que fue introducido recientemente por el gobierno porque el jefe de mi distrito residencial dijo que el dinero de ayuda se usaría para comprar vacunas”, dijo Te a RFA.

“No es aceptable depositar dinero en los bancos para obtener intereses”, dijo. “También es su culpa si no hay vacunas para comprar”.

Ngo Tri Luong, exdecano del Instituto de Investigación de Precios y Mercados del Ministerio de Finanzas, dijo que los principales líderes de Vietnam están buscando activamente suministros de vacunas, pero han recibido una cantidad insuficiente para cubrir a la población.

“Prácticamente no hay vacunas que se puedan comprar ahora”, dijo.

Vuong Dinh Hue, el presidente de la Asamblea Nacional, viajó a Austria, Bélgica y Finlandia a principios de este mes en un intento por lograr que los países suministren a Vietnam vacunas y medicamentos COVID-19 para tratar a los infectados con el virus.

Ngo dijo que el ministro de Relaciones Exteriores, Boy Than Son, también tiene la tarea de encontrar suministros de vacunas para comprar.

Dijo que la necesidad de más vacunas en medio del brote del nuevo virus en Estados Unidos y otros países ha reducido aún más el suministro de vacunas a países como Vietnam.

“El gobierno vietnamita ha sido negligente en su estrategia contra la epidemia”, dijo Ngo.

“Ahora que entienden la importancia de las vacunas, no hay vacunas para comprar”, agregó.

Ngo dijo que aunque China le dio a Vietnam algunas de las vacunas Sinopharma, los ciudadanos de todo el país han expresado su preocupación por temor a que las dosis puedan provocar efectos secundarios ocultos. Pero otros tuvieron que aceptar los disparos porque no pudieron reanudar el trabajo.

El gobierno de Estados Unidos ha proporcionado 5 millones de dosis de la vacuna COVID-19 a Vietnam en medio de la cuarta ola del virus.

Fue informado por el Servicio RFA vietnamita. Traducido por Anna Fu. Escrito por Roseanne Geren en inglés.