Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

Las Naciones Unidas temen por los rohingya en Myanmar después del golpe, y el Consejo de Seguridad se reunirá el martes.

El logotipo de la ONU aparece en la Cumbre de Acción Climática de las Naciones Unidas de 2019 en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, Estados Unidos. [Reuters]

Un portavoz de la ONU dijo el lunes que Naciones Unidas teme que el golpe de Estado en Myanmar agrave la difícil situación de los casi 600.000 musulmanes rohingya que permanecen en el país, mientras que el Consejo de Seguridad planea reunirse el martes para discutir los últimos acontecimientos.

El ejército de Myanmar tomó el poder el lunes en un golpe de estado contra el gobierno democráticamente elegido de Aung San Suu Kyi, quien, junto con otros líderes políticos, fue arrestado en redadas matutinas.

La campaña militar lanzada en 2017 en el estado de Rakhine en Myanmar ha provocado que más de 700.000 musulmanes rohingya huyan a Bangladesh, donde permanecen varados en campos de refugiados. El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres y países occidentales, acusó al ejército de Myanmar de limpieza étnica, lo que ellos negaron.

“Quedan alrededor de 600.000 rohingya en el estado de Rakhine, incluidas 120.000 personas que están prácticamente confinadas en campamentos, no pueden moverse libremente y tienen un acceso muy limitado a los servicios básicos de salud y educación”, dijo a la prensa el portavoz de la ONU Stephane Dujarric.

Lee mas

“Entonces, nuestro temor es que los eventos puedan empeorar la situación para ellos”, dijo.

Diplomáticos dijeron que el Consejo de Seguridad de 15 miembros planeaba discutir el tema de Myanmar en una reunión cerrada el martes.

READ  Aprovechar la tecnología para abordar los desafíos de la cadena de suministro en África

“Queremos abordar las amenazas a largo plazo a la paz y la seguridad y, por supuesto, trabajar en estrecha colaboración con los vecinos de Myanmar en Asia y la ASEAN”, dijo a los periodistas la embajadora británica ante las Naciones Unidas, Barbara Woodward, presidenta del consejo de febrero.

China, con el apoyo de Rusia, protegió a Myanmar de cualquier acción significativa del Consejo de Seguridad después de la campaña militar de 2017. Pekín y Moscú se encuentran entre los poderes de veto del consejo, junto con Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos.

La misión de China ante las Naciones Unidas dijo a Reuters el lunes que espera aprender más sobre los últimos acontecimientos en Myanmar a través de una sesión informativa del Consejo de Seguridad el martes.

Un portavoz de la misión china ante las Naciones Unidas: “También esperamos que cualquier paso del Consejo conduzca a la estabilidad de Myanmar en lugar de complicar la situación”.

El ejército de Myanmar dijo que detuvo a Suu Kyi y otros en respuesta a la “manipulación electoral”, entregó el poder al comandante militar Min Aung Hling e impuso el estado de emergencia durante un año.

Dujarric dijo que las Naciones Unidas pidieron la liberación de todos los detenidos. Dijo que la enviada especial de Guterres a Myanmar, Christine Schraner Burgner, “continúa activa” y es probable que brinde información al Consejo de Seguridad.

Las Naciones Unidas tienen presencia desde hace mucho tiempo en Myanmar. Los enviados del Consejo de Seguridad viajaron a Myanmar en abril de 2018 y se reunieron por separado con Suu Kyi y Min Aung Hlaing tras la represión de los rohingya.

READ  Rwandan Airlines suspende vuelos a tres países debido a la variante Covid-19