Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

La leyenda del tesoro escondido de Pancho Villa sigue viva

La leyenda del tesoro escondido de Pancho Villa sigue viva

Francisco «Pancho» Villa, nacido José Doroteo Arango Arambola y mejor conocido como el Centauro del Norte, fue el líder de la División del Norte durante la Revolución Mexicana. Se dice que Villa era un soldado y ladrón despiadado.

Fecha 19y y principios de 20y Los siglos en México están llenos de revoluciones y contrarrevoluciones. Una de las historias más populares de este período es la leyenda de Pancho Villa y su tesoro perdido, que se cree que está enterrado en algún lugar de las montañas de la Sierra Madre.

Pancho Villa es uno de los héroes más famosos de la Revolución Mexicana. (DW Hoffman / Wikimedia)

Era común en ese momento que los líderes revolucionarios protegieran su botín enterrándolo en varios lugares. Incluso los terratenientes ricos enterraban su dinero bajo tierra para protegerlo de los bandidos.

Desde la Revolución Mexicana, la gente ha buscado el tesoro enterrado de Villa, saqueado de pueblos y aldeas locales en todo el norte de México.

Durante los 30 años de la presidencia de Porfirio Díaz, el dinero se concentró en manos de ricos terratenientes. Tras el llamado de Francisco I. Madero a iniciar una revolución en 1910, Villa decidió unirse a la lucha.

Los fondos para los ejércitos eran difíciles de conseguir y, como resultado, muchos revolucionarios dependían del saqueo para financiar sus operaciones. Villa fue quizás el más atrevido y exitoso en financiar sus esfuerzos de esta manera.

Pancho Villa y sus generales, fotografiados en 1913
Villa con sus generales. De izquierda a derecha: Rodolfo Fierro, Pancho Villa, Toribio Ortega y Juan Medina, fotografiados en 1913. (WH Horne/Wikimedia)

Hay dos relatos documentados de grandes sumas de dinero robadas por Villa y sus hombres.

En 1999, la Universidad de California, Berkeley, hizo pública una carta que figuraba entre los papeles de Silvestre Terrazas, ministro de Hacienda de Villa y exgobernador de Chihuahua. La carta, escrita por Wells Fargo Bank en El Paso, Texas, detalla el saqueo de uno de sus trenes por parte de Villa y 200 de sus hombres. Escaparon con 122 lingotes de plata, valorados en nada menos que $3,4 millones en la actualidad.

READ  Una película de arte que representará a México en el Festival de Róterdam

Tres semanas después del robo, Villa hizo un trato secreto con Wells Fargo para devolver la plata por un monto de US$50.000 (equivalente a US$1 millón en dólares actuales). La villa devolvió solo 96 lingotes de plata, dejando 26 lingotes perdidos.

Otro relato dice que en diciembre de 1913, Villa y sus hombres capturaron un chihuahua y robaron el Banco de México ubicado en la ciudad. El gerente del banco, Luis Terrazas, escondió el oro del banco en un pilar del edificio para protegerlo y luego huyó al Consulado Británico por seguridad.

luis terraza
Luis Terrazas fue uno de los chihuahuas más destacados de su época, y tuvo muchos encuentros con Villa a lo largo de su vida. (Biblioteca del Congreso/Wikimedia)

Villa capturó a Terrazas y lo sacó del consulado. Luego, sus hombres atravesaron el banco hasta que encontraron el oro, por un valor de $ 6,3 millones, que había estado escondido en un pozo. El oro no ha sido recuperado.

Los historiadores continúan rastreando los documentos de los asociados de Villa para tratar de descubrir más pistas sobre la ubicación del tesoro escondido. Hay varios de ellos en la Universidad de California. La Universidad de Texas tiene papeles que alguna vez pertenecieron a Lázaro de la Garza, quien controlaba la adquisición de armas y municiones de los Estados Unidos para Villa y su ejército.

Los Archivos Nacionales de los Estados Unidos también contienen archivos del FBI sobre el contrabando, las transferencias de dinero y las actividades financieras de Félix Sommerfeld, un espía alemán en México, quien también obtuvo armas para Villa.

Abundan los rumores sobre dónde pudo haber sido enterrada su villa del tesoro. Algunos creen que estuvo escondido en lugares remotos de Durango, Chihuahua o Coahuila. El historiador Carlos Castañón cita a Torreón, Coahuila, como una posibilidad: fue un centro de comercio y transporte durante el Porfiriato, lo que lo hizo atractivo para los mercenarios.

READ  Lisandro Alonso dispara a la estrella de Eureka Viggo Mortensen
Cartel dorado de la película Pancho Villa
«El tesoro de Pancho Villa», la leyenda cinematográfica de 1955 del tesoro escondido -protagonizada por el hijo menor de Villa- que se ha convertido en una de las leyendas revolucionarias mexicanas más populares. (Cartel de la película Benito)

La región de La Laguna fue capturada al menos cuatro veces y saqueada por grandes cantidades de dinero en efectivo, oro y plata. Se dice que la gente de la zona cavó cientos de pozos en busca del tesoro. Las búsquedas en ciudades enteras del norte de México no arrojaron nada.

Otro relato dice que el oro estaba escondido en Tebuxta, al norte de Mazatlán, en una cueva que Villa usaba como refugio para él y sus hombres.

Último avistamiento documentado de saqueo de villas O al menos parte de ella: fue en 1915. En noviembre de ese año, El Paso Times detalló una redada en The Villa Stash House, como la llamó el FBI, en El Paso, Texas.

Los agentes del Tesoro allanaron la casa de Villa, su hermano Hipólito y sus esposas porque creían que contenía artículos introducidos de contrabando en los Estados Unidos.

Villa de la casa de escondite
The Villa Stash House, donde se rumorea que se ocultan algunas de las legendarias ganancias de Pancho. Seguir Favorito

Los agentes dijeron haber recibido noticia de la compra de un gran tesoro por parte de doña Hipólito Villa. Dentro de la caja fuerte encontraron US$30,000 (casi US$1 millón en la actualidad) en joyas de diamantes y más de US$500,000 en monedas estadounidenses y de oro (más de US$15 millones en la actualidad), junto con un medallón de oro macizo escrito: «Al General Francisco Villa del Gobierno Constitucional por su valentía personal».

Los agentes confiscaron las joyas y un turismo francés estacionado afuera, pero luego las devolvieron por orden judicial, ya que no había forma de localizar la compra.

Desde la muerte de Villa en 1923, los buscadores de tesoros han buscado botín en la Sierra Madre. Emil Holmdahl, soldado de fortuna sospechoso de robar el cráneo de una villa de su tumba y venderlo a la sociedad secreta «Skulls and Bones» de la Universidad de Yale, ha pasado décadas buscando un tesoro escondido pero nunca lo encontró.

READ  El primer año del Museo de Arte del Condado de Orange supera las expectativas – Orange County Register

La casa de Villa Stash también fue registrada minuciosamente. La casa abandonada fue comprada por el empresario Enrique Guajardo quien comenzó a remodelarla para convertirla en un atractivo turístico. Durante la renovación, descubrió un nicho oculto debajo de las tablas del piso que creía que se usaba para ocultar el escondite de Villa. Pero de nuevo, no había rastro del tesoro.

Emil Holmdahl
Emil Holmdahl disfrazado de luchador rebelde. Pasó años buscando el tesoro de Villa. (Wikimedia Commons)

En 2020, el público obtuvo acceso a Villa Stash House, con una gran inauguración a la que asistieron historiadores curiosos de ambos lados de la frontera y varios buscadores de tesoros. El año pasado, se contrató a la empresa de Las Cruces, Construction Survey Technologies, para buscar en el área donde se encuentra la casa, utilizando un radar de penetración terrestre (GPR) y otras tecnologías de vanguardia utilizadas para mapear y excavar debajo de la superficie.

Pero después de más de 100 años de búsqueda en muchos lugares diferentes, el tesoro de Villa sigue siendo esquivo.

Cheryl Loser es investigadora ejecutiva y ex profesional de relaciones públicas. Ha pasado 45 años en la política nacional de los Estados Unidos. Se mudó a Mazatlán en 2021 y trabaja medio tiempo investigando y escribiendo como freelance.