Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

Finalmente se cuenta la historia del surf en México

La costa de Baja California siempre ha tenido olas increíbles. Pero en la década de 1960, cuando despegó la cultura del surf estadounidense, las tablas de surf eran un bien escaso en Ensenada.

“Las cosas no eran lo que son hoy donde las ves por todos lados”, dijo Ignacio Félix, uno de los pioneros del surf mexicano en una entrevista en español. De vez en cuando, ocasionalmente veíamos a estadounidenses conduciendo hacia Ensenada con una tabla atada al techo. Pero era una rareza: dos o tres cada verano».

Cada vez que los surfistas estadounidenses remaban en Ensenada, Félix estaba entre un grupo de niños curiosos que pasaban horas en la playa sentados en la arena viendo a los surfistas atrapar las olas.

Como no hay fabricantes de tablas en México, los lugareños que querían aprender a surfear robaban tablas de los turistas estadounidenses o compraban tablas que habían sido robadas anteriormente.

A medida que Félix creció, su enamoramiento se convirtió en pasión. Él y sus amigos cofundaron el primer club de surf competitivo de México, Baja Surf Club, y organizaron competencias internacionales que trajeron a leyendas del longboard del sur de California como Mike Doyle y Mickey Dora a Ensenada.

Competirán en los campeonatos mundiales y Félix conocerá a Duke Kahanamoku, el medallista de oro olímpico a quien se le atribuye la promoción del surf en todo el mundo.

Cortesía de Memorabilia del Surfing Mexicano

Ignacio Félix recibiendo un trofeo de manos del ícono del surf Duke Kahanamoku en el Campeonato Mundial de 1966 en San Diego.

historia rica

México tiene miles de millas de costa y cuenta con algunas de las mejores olas del mundo, desde los monstruos de 30 pies en Todos Santos para grandes surfistas hasta Nayarit, donde las olas cristalinas y limpias son perfectas para surfear por mucho tiempo. Podría decirse que la ola más famosa del país está bombeando barriles de Puerto Escondido en Oaxaca.

READ  Madison McKibbin de The Amazing Race se casa con Chelsea Hayes en una boda mexicana 'informal'

Gracias a estos dones naturales, México tiene una rica historia de surf, llena de aventureros que descubrieron nuevas olas y misioneros seculares que popularizaron el deporte en la costa del Pacífico de México. También lucharon contra un gobierno federal que no quería hippies ni surfistas de pelo largo en las playas mexicanas.

Pero es una historia que no está bien documentada. hasta ahora.

Jesús Salazar y Pete Torres son surfistas e historiadores aficionados que han asumido la responsabilidad de preservar y difundir la historia del surf mexicano a través de su proyecto Memorabilia del Surfing Mexicano.

Memorabilia comenzó como un pasatiempo epidémico en 2020, pero desde entonces ha cobrado vida propia. Consiste en un podcast con entrevistas a los pioneros del surf en México y una página de Instagram -con miles de seguidores- con fotos y videos históricos.

Salazar dijo que es especialmente importante que los surfistas mexicanos como Félix cuenten la historia del surf en México.

“Los estadounidenses entran mucho escribiendo todo tipo de historias sobre el surf en México, pero cuentan muy poco sobre los mexicanos”, dijo. «Sentimos que es importante difundir historias sobre los mexicanos allí».

En septiembre, su proyecto llamó la atención de The Surfer’s Journal, una de las revistas de surf más respetadas del mundo. Los redactores de la revista se acercaron a Torres y Salazar y les pidieron ayuda con un próximo artículo sobre la historia de Acapulco como destino de surf.

“Es increíble y abre muchas otras puertas para contar historias sobre el surf en México”, dijo Salazar. «Creo que esto es lo más alegre que nos puede pasar: ser reconocidos y poder trabajar con sus maravillosos escritores y fotógrafos».

READ  Vea: Se sintió un terremoto en la Copa Mundial Sub-19 cuando los comentaristas describen los temblores durante el partido Irlanda-Zimbabue en Trinidad
01.jpg
Jesús Salazar, co-fundador de Memorabilia del Surfing Mexicano

Quedaron atrapados en las guerras culturales.

Torres dijo que la cultura del surf en México jugó un papel en algunas de las épocas de mayor carga política de México, particularmente durante las décadas de 1960 y 1970.

Un punto caliente surgió a fines de la década de 1960 cuando México recibió una oferta para albergar el Campeonato Mundial de Surf de 1970 en Ensenada.

Félix formó parte del grupo que ganó la licitación, que fue vista como un gran golpe para el surf en México. La ciudad portuaria 100 kilómetros al sur de Tijuana fue elegida antes de surfear desde Australia y Sudáfrica. El evento estaba programado para transmitirse en Wide World of Sports de ABC.

Félix recuerda haber compartido la noticia con el gobernador de Baja California y el alcalde de Ensenada.

«Fue la mirada en sus rostros como si no lo creyeran», dijo Félix. «Pensaron que éramos solo un grupo de niños locos que no lo lograrían. Entonces, de repente, tuvimos el Campeonato Mundial».

Sin embargo, mientras los surfistas celebraban en Ensenada, los políticos de la Ciudad de México se preocuparon. Torres dijo que el surf en México no era visto como un deporte particularmente beneficioso.

«Si le dijeras a tu mamá que haces surf, ella diría: ‘No, este es un deporte para vagabundos y fumetas’”, dijo Torres en español. «No se ha visto desde una perspectiva más positiva».

Tampoco ayudó que, al igual que Estados Unidos, México a fines de la década de 1960 estaba experimentando una agitación cultural generalizada, con gente joven cada vez más saliendo a las calles. En 1968, las fuerzas armadas mexicanas abrieron fuego durante una manifestación estudiantil en la Ciudad de México. Hasta 1.300 personas murieron en lo que se conoció como la masacre de Tlatelolco.

READ  El No. 4 Dominic Tim está sorprendentemente molesto con el español Pablo Andogar

Las autoridades mexicanas también estaban prestando mucha atención a las protestas estudiantiles en los Estados Unidos por la Guerra de Vietnam, y las imágenes caóticas de Woodstock en 1969 todavía estaban frescas en sus mentes.

No querían otro Woodstock”, dijo Torres.

Por lo tanto, los líderes en la Ciudad de México hicieron una pausa en lo que habría sido un evento histórico de surf internacional en Ensenada.

“El gobierno dijo que no quería que Ensenada se convirtiera en el lugar que usan los hippies de California como su ubicación”, dijo Félix. «No querían un campeonato mundial aquí».

Torres dijo que la decisión detuvo el desarrollo del surf competitivo en México durante décadas.

05.jpg
Pete Torres, ex surfista del equipo mexicano y uno de los fundadores de la Memorabilia del Surfing Mexicano.

Félix y los otros miembros fundadores del Baja Surf Club dejaron de competir después de eso. Félix pasó a estudiar oceanografía y Carlos Hernández, dos veces campeón nacional de windsurf, obtuvo un título en contabilidad.

“Toda esta energía, este impulso se detuvo de repente”, dijo Torres.

El campeonato mundial terminó con ir a Australia. México no competiría en este evento hasta 1988. Torres formó parte del equipo mexicano que participó en esos torneos.

Lo llamó: «Una experiencia increíble, pero nos tomó 20 años llegar allí».

Torres y Salazar esperan que la Memorabilia del Surf Mexicano ayude a recuperar el tiempo perdido y atraiga el interés por el deporte y su historia.

Además del podcast y las páginas de redes sociales, tienen planes para una exhibición que comienza en Ensenada y viaja por todo México y California.

«Hay mucha historia aquí donde estamos», dijo Salzar. “A Ensenada le llaman la cuna del surf mexicano, aquí nació el deporte del surf en México”.