Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

España abre nuevas y atractivas vías cinematográficas para llegar al mercado global

España abre nuevas y atractivas vías cinematográficas para llegar al mercado global

El cine español se está expandiendo, abriendo vías cinematográficas atractivas para llegar al mercado global, impulsado por proyectos comerciales de alto nivel, la mezcla de géneros y una nueva generación de directoras emergentes.

Los cineastas del país han recibido tres nominaciones al Premio de la Academia: Juan A. Bayona por “Snow Society” (largometraje internacional, maquillaje y peluquería); Y Pablo Berger con “Robot Dreams” (película de animación). Y cuatro de las cinco películas no inglesas más populares de todos los tiempos en Netflix son de España.

“El aumento de talento está creando un cine muy singular y diverso”, afirma Guillermo Vari, director de películas originales y cine español de Movistar Plus+.

“La alta percepción extranjera del cine español está impulsada por la calidad de la producción y su alcance internacional”, dice María Zamora de Elástica Films, productora de la película Alcarrás, ganadora del Oso de Oro, de Carla Simón.

“El cine español está evolucionando con la aparición de nuevas voces, especialmente femeninas, y nuevas formas de narrar, rompiendo cada vez más fronteras”, afirma Javier Méndez, jefe del departamento de guion de Mediapro Studio.

El Festival de Cine de Málaga de marzo subrayó el poder del cine español emergente. Tres de las películas más populares del festival fueron primeros o segundos largometrajes de mujeres: Little Loves, de Celia Rico, Nina, de Andrea Goretta, producida por Filmax, y el drama de suspense As Neves, de Sonia Mendes, vendido por Rosa. Arbusto.

Las películas españolas cuentan con un sentido ganador del género, ya que subvierten o, más a menudo, subvierten los tropos del género. “Nina” presenta el melodrama de Douglas Sirk y una historia clásica del oeste.

READ  México Compre ahora Pague después Databook Report 2023: Mercado de $19,958 mil millones para 2028

«Saturn Return», del galardonado director malagueño Isaki Lacusa, que sigue a la banda española de indie rock Los Planetas, con su subtrama romántica, se burla de los clichés biográficos. Málaga también vio demanda de películas comerciales de alta gama.

El cine español puede haber cambiado. “La gente busca títulos comerciales de alta gama, con calidad pero con potencial de mercado, con un enfoque en películas de género más que en dramas”, dice el fundador de Film Factory Entertainment, Vicente Canales. “Las películas de suspense locales son cada vez más populares”, añade Iván Díaz, jefe de la división internacional de la pequeña empresa Filmax.

“Lo bueno del cine español es que tiene una enorme diversidad de géneros”, afirma Antonio Saura, director general de Latido Films.

Los títulos de arte de eventos están ganando terreno. Movistar Plus+ desveló en enero su estrategia cinematográfica original con cinco proyectos de diversos géneros y temáticas de autores consagrados o directores emergentes con un punto de vista distinto.

regreso de saturno

regreso de saturno

“El cine, especialmente el español, es de gran interés para los espectadores de Movistar Plus+”, explica Fari.

Oliver Lax (“Vendrá el fuego”), Rodrigo Soroguín (“Las Bestias”), Alberto Rodríguez (“Marshland”), Issar Bolin (“Maixabel”) y la coprotagonista de “Cardo” Ana Rojas dirigirán la película de Movistar . Direcciones Plus+.

“Nuestro principal objetivo es acompañar al talento poniendo a su disposición las mejores herramientas, esto incluye apostar por los lanzamientos para convertir nuestras producciones originales en eventos”, afirma Farry. “Queremos potenciar producciones que tengan impacto fuera de España, pero sin sacrificar nunca. los elementos que hacen de cada proyecto “Único y especial”.

Con películas españolas y títulos internacionales en lengua inglesa en su ADN, el estudio Mediapro («The Good Boss», «Competencia Oficial») se ha posicionado como un actor importante en la producción cinematográfica, expandiéndose a América Latina con películas como la cinta argentina. «Transmitzvah» de Daniel Boorman, proyectada en el Beach Cinema de Cannes.

El País Vasco y las Islas Canarias están impulsando su negocio cinematográfico regional, apoyándose en algunos de los beneficios fiscales más atractivos del mundo.

La provincia vasca de Bizcaia ofrece hasta un 70% de exenciones fiscales y está creciendo significativamente como centro de rodaje de producción, mientras que los vecinos Gipuzkoa y Araba lanzaron exenciones fiscales en enero.

Cinco años después de poner en marcha laboratorios y sistemas de apoyo a las nuevas producciones locales, los primeros títulos canarios despegan: ‘Undergrowth’ ganó el Foro de Berlín en Málaga y la animación sobre el cambio climático ‘Black Butterflies’ fue seleccionada en Annecy. Los productos españoles cruzan sus fronteras mejor que nunca, pero la industria todavía se enfrenta a algunos obstáculos. «El principal desafío es seguir siendo competitivos frente a nuestros países vecinos a pesar de la enorme inflación de precios provocada por la sobreproducción resultante de las plataformas», afirma Zamora.

Los costos aumentaron entre un 20% y un 25%. El instituto cinematográfico español ICAA administró un fondo cinematográfico de 95 millones de euros (102,1 millones de dólares) el año pasado. A pesar de cierta incertidumbre, “confiamos en que el fondo será el mismo en la práctica”, afirma Koldo Zawazawa, director de la organización de productores independientes PIAF, de Kowalski.

Una preocupación importante es la asistencia al teatro. El número total de admisiones en España para 2023 sigue siendo un 24% inferior a las cifras anteriores al coronavirus.

Por ejemplo, «Champions» de Morena Films fue la película española número uno de 2018, recaudando 19,1 millones de euros (20,5 millones de dólares), pero a pesar de que su secuela de 2023, «Championext», sigue encabezando las listas nacionales, pero solo trajo en 11,9 millones de euros (12,8 millones de dólares).

Algunos cambios introducidos por la nueva ley audiovisual, en vigor desde el año pasado, obligan a las emisoras españolas a invertir en películas producidas únicamente en las lenguas oficiales del país.

“Parte del compromiso debe permitirse para las lenguas europeas, lo que fortalecerá relaciones duraderas entre productores de diferentes países y facilitará la implementación de producciones más ambiciosas con una europea dos de las tres mejores canciones españolas de 2024 hasta el momento.