Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

¿Una forma más justa de combatir el cambio climático?

¿Una forma más justa de combatir el cambio climático?

El racionamiento es un sistema de distribución controlada de recursos, bienes o servicios limitados durante un período de escasez o emergencia. Por lo general, los gobiernos lo implementan durante la guerra o la crisis económica para garantizar una distribución equitativa de los bienes y servicios básicos entre la población.

Según una nueva investigación de la Universidad de Leeds, adoptar un sistema de racionamiento al estilo de la Segunda Guerra Mundial podría ser una solución viable para reducir las emisiones de carbono.

Los académicos presentaron su argumento en un artículo de investigación publicado en la revista Ética, política y medio ambienteindicando que la legalización puede ser una forma de reducir de forma rápida y justa las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de los países.

Los investigadores afirman que los esquemas alternativos como los impuestos al carbono y el comercio personal de carbono, que los políticos han considerado para reducir las emisiones, tienden a beneficiar a los ricos porque tienen los medios para comprar el derecho a contaminar si se permite el comercio.

Los autores argumentan que el racionamiento de carbono permitiría a las personas obtener una parte justa de los recursos en función de sus necesidades, compartiendo así los esfuerzos para proteger el planeta.

Los autores se basaron en el Centro interdisciplinario de Ética Aplicada de la Universidad de Leeds, el Instituto para la Investigación de la Sostenibilidad y la Escuela de Historia cuando realizaron la investigación.

El autor principal conjunto, el Dr. Nathan Wood, ahora becario postdoctoral en el Consorcio de Energía Justa de la Universidad de Utrecht, dijo: “El concepto de racionamiento puede ayudar, no solo a mitigar el cambio climático, sino también en referencia a una variedad de otros problemas sociales y políticos. Como la actual crisis energética.

Lecciones del pasado

Los registros de la Segunda Guerra Mundial muestran que el racionamiento obligatorio de alimentos era más aceptable para el público británico que los cambios voluntarios en la dieta cuando escaseaban los recursos. La política tenía como objetivo compartir los bienes y las cargas de manera más justa, independientemente de la riqueza, lo cual fue una parte importante de su popularidad y éxito.

Las históricas políticas de racionamiento también introdujeron controles de precios de productos básicos para mantener los recursos básicos al alcance de la mayoría de las personas. Como resultado, las tasas de desnutrición cayeron durante la Segunda Guerra Mundial, a pesar de la escasez.

La principal diferencia entre legalizar la Segunda Guerra Mundial y la crisis climática, dicen los investigadores, es la percepción pública. La disponibilidad de miles de ropa, herramientas y bienes con solo hacer clic en un botón puede dar la ilusión de que los recursos son abundantes, pero la realidad es muy diferente.

El Dr. Rob Lawlor, autor principal y profesor adjunto del Centro Interdisciplinario de Ética Aplicada en Leeds, dijo: «Hay un límite en cuanto a cuánto podemos exportar si queremos limitar los efectos catastróficos del cambio climático. En este sentido, la escasez es muy real.»

El Dr. Wood dijo: “La crisis del costo de vida ha demostrado lo que sucede cuando la escasez hace subir los precios, con los precios de la energía disparados y los grupos vulnerables que no pueden pagar sus facturas. En este momento, aquellos en pobreza energética no pueden usar ni cerca de su parte justa del suministro de energía, mientras que los más ricos de la sociedad son libres de usar tanta energía como puedan».

El Dr. Lawlor agregó: «Parece factible reducir las emisiones en general, incluso cuando los menos emisores, a menudo los peores, pueden aumentar sus emisiones, no a pesar del racionamiento, sino debido al racionamiento y los controles de precios».

¿Cómo es el racionamiento justo?

Los investigadores sugieren que la legalización probablemente no sería el primer paso. Alternativamente, los cambios de política podrían comenzar con regulaciones más estrictas y una campaña mediática complementaria para comunicar los beneficios de la legalización.

Primero, los gobiernos pueden regular los mayores contaminantes, como el petróleo, el gas y la gasolina, los vuelos largos y la agricultura intensiva, lo que genera escasez de productos que dañan el planeta. Entonces podría introducirse gradualmente el racionamiento para gestionar la escasez resultante con el objetivo de satisfacer las necesidades básicas de todos.

Los académicos han identificado dos opciones para la política de racionamiento. Los formuladores de políticas podrían introducir una asignación de carbono integral, entregando «tarjetas de carbono», como tarjetas bancarias para rastrear y limitar el uso. Alternativamente, los gobiernos pueden racionar productos específicamente seleccionados, como vuelos, gasolina, energía doméstica o incluso carne o ropa.

Muchas personas han sugerido con anterioridad las asignaciones de carbono y las tarjetas de carbono, dijo el Dr. Lawlor. La idea de que las provisiones no deberían ser negociables no debería ser objeto de comercio es nueva (o antigua, inspirada en la Segunda Guerra Mundial). Otra ventaja del racionamiento al estilo de la Segunda Guerra Mundial es que los controles de precios sobre las materias primas La racionalización evitará que los precios suban a medida que aumente la demanda, beneficiando a quienes tienen menos dinero”.

Según los investigadores, la legalización probablemente acelerará la transición de los combustibles fósiles a una energía más limpia y estilos de vida más sostenibles. “Por ejemplo, el racionamiento de la gasolina puede alentar un mayor uso e inversión en transporte público bajo en carbono, como el ferrocarril y los tranvías locales”, dijo el Dr. Wood.

Los investigadores esperan que el documento inspire a los legisladores a considerar la legalización como una opción seria para combatir el cambio climático.

Referencia: «Regulación y mitigación del cambio climático» por Nathan Wood, Rob Lawlor y Josie Freire, 19 de febrero de 2023, disponible aquí. Política de ética y medio ambiente.
doi: 10.1080/21550085.2023.2166342

READ  La NASA comparte imagen de la Nebulosa Helix, un ojo gigante en el cielo