Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

¿Quién será responsable de la pérdida del cambio climático y el daño al planeta?

por DW

Escrito por Louise Osborne

Eric Ngojuna está enojado. La activista ambiental de 20 años es testigo de los cambios devastadores que el planeta está provocando con el aumento de las temperaturas en Kenia. Las personas están perdiendo sus medios de subsistencia, sus hogares y muchos, incluso sus vidas, debido a la peor sequía que ha experimentado la región en los últimos 40 años.

«Las influencias nos dan sed. Nos dan hambre de comida. Siento que la ira no proviene de mi conocimiento de ello, sino de su influencia. Sabiendo que hicimos lo mínimo que pudimos para causar esto, pero nuestras naciones son las más afectadas». ”, dijo Ngojuna. DW Desde la capital de Kenia, Nairobi.

Kenia se encuentra entre los países del sur global más afectados por el clima extremo asociado con el calentamiento global. Pero no es ni mucho menos el único. La sequía está empujando a millones de personas en el Cuerno de África al borde de la hambruna, mientras que más tormentas devastadoras azotan Filipinas.

(Y este verano, unas 1500 personas perdieron la vida cuando los intensos monzones inundaron grandes extensiones de Pakistán.

“Hay algo a lo que podemos adaptarnos, pero a medida que se intensifica la crisis climática, hay algo a lo que no podemos adaptarnos y que hay que pagar”, dijo.

anuncios

Norte Global vs Sur Global

Crecen los pedidos para que los países más ricos proporcionen una compensación en forma de un fondo para cubrir los costos de daños y pérdidas graves.

Este tema controvertido jugará un papel importante en las discusiones que tendrán lugar durante las próximas dos semanas en la conferencia climática COP27 en Sharm El Sheikh. Los delegados acordaron, el domingo, abordar el financiamiento de pérdidas y daños y agregarlos a la agenda de la cumbre por primera vez.

El concepto de pérdidas y daños fue introducido por primera vez por AOSIS en las negociaciones climáticas internacionales en Ginebra en 1991 con la propuesta de un esquema de seguro contra el aumento del nivel del mar con costos cubiertos por los países industrializados.

READ  La cepa mutada del coronavirus está fuera de control, dice el Reino Unido en medio de una prohibición de vuelos

Pero no se volvió a considerar seriamente hasta 2013 en la conferencia climática COP19 en Varsovia, Polonia.

Retrasos interminables

El Mecanismo Internacional de Pérdidas y Daños de Varsovia se creó con el objetivo de mejorar el conocimiento del problema y encontrar formas de abordarlo.

Ha habido poco movimiento desde entonces.

En la conferencia climática de las Naciones Unidas del año pasado en Glasgow, Escocia, los negociadores rechazaron una propuesta hecha por miembros del Grupo de los 77, que incluye a más de cien países en desarrollo, y China sobre pérdidas y daños financieros oficiales.

En cambio, se ha establecido el Diálogo de Glasgow para permitir una mayor discusión sobre la financiación «de una manera abierta, inclusiva y no prescriptiva».

‘Excusa por retrasar más acciones’

Pero Zoha Shu, científica que investiga pérdidas y daños en el Instituto Ambiental de Estocolmo, dice que algunos países han criticado el diálogo como «una excusa para retrasar más acciones».

Si bien históricamente, los países desarrollados tienen la mayor responsabilidad por las emisiones que conducen al calentamiento global: entre 1751 y 2017, EE. UU., la UE y el Reino Unido fueron responsables del 47 % de las emisiones acumuladas de CO2 en comparación con solo el 6 % de África continental y América del Sur en su conjunto. – ha tardado en hacer contribuciones financieras para mitigar el impacto en los países más afectados.

En 2010, los países del Norte Global acordaron comprometer $ 100 mil millones anuales para 2020 para ayudar a los países en desarrollo a adaptarse a los efectos del cambio climático, por ejemplo, proporcionando a los agricultores cultivos resistentes a la sequía o pagando mejores defensas contra inundaciones.

Pero según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, que realiza un seguimiento de la financiación, los países ricos prometieron en 2020 poco más de 83.000 millones de dólares. Este fue un aumento del 4 por ciento con respecto al año anterior, pero aún menos que la cantidad acordada.

READ  "Cruzaré la frontera esta noche": los rusos huyen tras la noticia del alistamiento Rusia

construyendo resiliencia

Los países ricos que crearon el problema deberían «proporcionar la financiación necesaria» porque la financiación insuficiente tiene un efecto desestabilizador en los países que ya están luchando, dice Marilyn Ashokki, codirectora de política global sobre justicia climática en Care International.

“En lugar de abordar los problemas de la pobreza y la educación, deberían tomar medidas para abordar los problemas del cambio climático”, dijo Ashuki. «Tienen que buscar recursos y financiación para tratar de desarrollar la resiliencia de las comunidades».

Cincuenta y cinco de los 58 países incluidos en el Grupo de los 20 en riesgo, un grupo de países en desarrollo que incluye a Kenia, Filipinas y Colombia, sufrieron pérdidas económicas relacionadas con el clima de más de medio billón de dólares en las dos primeras décadas de este siglo. , según un informe de Loss Collaboration y Damages, aparece un grupo global de investigadores, activistas, abogados y legisladores.

Pérdidas no económicas

Pero también hubo pérdidas no económicas, incluida la desaparición de áreas de importancia cultural y tradicional.

“Si tiene un área donde realiza rituales religiosos o culturales en la playa o algo así y se sumerge y se retira, eso es una pérdida”, dijo Shaw.

“Muchas de las comunidades más vulnerables al cambio climático también son indígenas y enfrentan la mayoría de las pérdidas”.

Aunque los países desarrollados reconocen ampliamente la necesidad de abordar las pérdidas y los daños, algunos argumentan que se financia a través de fondos climáticos existentes, esquemas de seguros y ayuda humanitaria.

La Unión Europea, por ejemplo, dijo en una sesión informativa que está «abierta a discutir L&D (pérdida y daño) como tema, pero es reacia a crear un fondo dedicado a L&D».

casa dividida

“Creo que existe el temor de que si abren ese espacio para admitir la necesidad de financiamiento adicional, por pérdidas y daños, los expondrá a reclamos de responsabilidad y compensación, lo que tendrá un costo enorme asociado con ellos”, dijo Shao. . .

Agregó que si un puente se derrumba debido a una inundación, o las casas son destruidas como resultado de un huracán en un país en desarrollo, por ejemplo, existe el temor entre las naciones desarrolladas de que «entonces asuman la responsabilidad de pagarlo». .

READ  Aclaración: La inflación y por qué debe ser vista como el Enemigo Público No. 1

Algunos países decidieron seguir su propio camino.

A principios de este año, Dinamarca prometió más de $ 13 millones en daños a los países en desarrollo, incluido el Sahel, y en la conferencia climática COP 26 del año pasado, Escocia también comprometió al menos $ 1 millón.

Xu dijo que las medidas tomadas por países individuales son una buena forma de contrarrestar la urgencia de las pérdidas que enfrentan los países en desarrollo. «Es una manera fácil para que los estados demuestren que están haciendo algo sin comprometerse con algo que los hará responsables, como las facilidades financieras».

Pero a medida que aumentan las temperaturas y los países ricos no logran reducir significativamente las emisiones de dióxido de carbono, los efectos del cambio climático seguirán afectando a las sociedades más pobres.

«La ventana para la acción se está cerrando. Los impactos que estamos experimentando con un calentamiento de 1,2 grados son muy severos y todavía hay trabajo serio en el horizonte», dijo Ngojona.

Los países acordaron hacer compromisos más fuertes este año, incluidos planes nacionales actualizados con metas más ambiciosas. Sin embargo, solo 24 de los 193 países han presentado sus planes a las Naciones Unidas hasta el momento.

Glasgow también ha visto muchas promesas hechas dentro y fuera de las salas de negociación con respecto a compromisos de cero emisiones netas, protección forestal y financiamiento climático, entre muchos otros temas.

De acuerdo con la Declaración de la Visión Presidencial, la COP27 consistirá en pasar de las negociaciones a la «planificación para implementar» todas las promesas y compromisos que se han hecho.

Egipto ha pedido una acción completa, oportuna, integral y amplia sobre el terreno.