Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

Por qué Kenia apoya nuevos llamamientos para la agencia de alivio del servicio de la deuda de la ONU

Centro de datos

Por qué Kenia apoya nuevos llamamientos para la agencia de alivio del servicio de la deuda de la ONU


camuflaje

Relaciones Exteriores PS Macharia Kamau. foto de perfil | NMG

Kenia ha acogido con beneplácito el renovado impulso de los ministros de finanzas africanos respaldados por la Comisión Económica para África de las Naciones Unidas (UNECA) para que los países ricos extiendan el alivio del servicio de la deuda a los países de la región para ayudar a sus economías a recuperarse de la pandemia de Covid-19 y capear los efectos de la crisis. Guerra de Ucrania.

Haciéndose eco de los llamados de la agencia de la ONU y los ministros africanos, Kenia dice que los llamados para el alivio de la deuda son oportunos y, si se les presta atención, brindarían «un respiro» para ayudar a Kenia y otros países africanos a proteger las economías regionales de las consecuencias de la reciente guerra entre Rusia y Rusia. y la crisis de Ucrania. .

Los analistas temen que las obligaciones del servicio de la deuda desplacen otros gastos críticos de los gobiernos africanos en respuesta a las consecuencias económicas de la reciente crisis.

Las decisiones de los ministros africanos después de la 54.ª sesión de la Conferencia de Ministros Africanos de Finanzas, Planificación y Desarrollo Económico (CoM 2022) renovaron los llamamientos para mejorar la liquidez y el espacio fiscal para los países africanos a medida que se recuperan de múltiples crisis mundiales.

Los proyectos de resolución fueron aprobados por el comité de expertos y revisados el negocio diario Advirtieron que, a pesar de los mejores esfuerzos nacionales y mundiales, los efectos del Covid-19, la guerra entre Rusia y Ucrania y el deterioro de las condiciones climáticas “están ampliando la brecha financiera para el desarrollo de África y aumentando la vulnerabilidad de la deuda del continente”.

Lea también: Uhuru defiende la juerga de deuda del jubileo de 6,7 billones de chelines

«[The working group advocates] Extender la iniciativa de suspensión del servicio de la deuda por otros dos años y renunciar a los recargos del FMI por dos o tres años.

“También en términos de financiamiento de emergencia, el FMI necesita aumentar los límites de acceso para que los países obtengan financiamiento”, dijo el secretario ejecutivo adjunto y economista jefe de la ECA, Hanan Morsi, en un comunicado.

Hacienda no respondió el negocio diario Las consultas sobre el nuevo llamamiento conjunto de la agencia de la ONU y los ministros de finanzas africanos se encuentran en el momento de esta publicación.

Sin embargo, este llamado fue respaldado por el Ministerio de Relaciones Exteriores, que se hizo eco de las crecientes preocupaciones de que los países del África subsahariana se enfrentan a otro shock exógeno severo con poco espacio fiscal para vacilar en medio de las obligaciones del servicio de la deuda.

«Estaríamos más que felices de participar, por supuesto», dijo BS Macharia Kamau a Asuntos Exteriores. el negocio diario. «Los kenianos también están bajo la presión de las tendencias globales».

La guerra ruso-ucraniana en curso ha provocado que los precios de los alimentos y el combustible se disparen en Kenia y otros países africanos, lo que amenaza las perspectivas económicas de la región.

Los analistas dicen que este último revés no podría ocurrir en peor momento, ya que el crecimiento comienza a recuperarse y los formuladores de políticas comienzan a abordar el legado social y económico de la pandemia de Covid-19 y otros desafíos de desarrollo.

Según el Fondo Monetario Internacional, los efectos de la guerra serán «profundos, erosionando los niveles de vida y exacerbando los desequilibrios macroeconómicos».

Haciéndose eco de las preocupaciones, la secretaria general adjunta de la ONU y secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para África, Vera Songwe, dijo que la agencia de la ONU trabajará con los gobiernos e instituciones africanos para explorar «opciones de financiación innovadoras para la recuperación de África que surgieron durante la sesión».

Pero la Sra. Songwe dijo en un comunicado que las naciones del G20 deben tomar nuevas medidas para desbloquear miles de millones de dólares para las naciones más pobres y en desarrollo de África, como Kenia, para ayudar a evitar las cicatrices duraderas de la brecha de financiación prolongada causada por la pandemia de COVID-19 y las conmociones derivadas. de la guerra Ucrania-Rusia.

Lea también: El Tesoro pide a los diputados que eleven el techo de la deuda a 10 billones de chelines

Hace dos años, los países ricos respaldaron una extensión de la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI) del G-20, para ayudar a los países en desarrollo a sobrevivir a la pandemia de COVID-19, en la que 43 de 73 países potencialmente elegibles aplazaron $5 mil millones en deuda del «sector oficial». pagos .

Según el Dr. Morsi de la ECA, se necesita una combinación de esfuerzos a nivel nacional, continental y global para responder a las conmociones en África a raíz de la pandemia de Covid-19, así como la guerra entre Rusia y Ucrania.

El Dr. Morsi señaló que el continente estaba sujeto a un trío de crisis en los alimentos, el combustible y las finanzas.

«Incluso antes del estallido de la pandemia, África tenía enormes necesidades de financiación para el desarrollo. En términos de infraestructura, se estima que el continente necesita entre 150 000 y 170 000 millones de dólares anuales. Para la educación, tenemos un déficit de financiación de 39 000 millones de dólares anuales.

África también necesita del tres al cinco por ciento de su producto interno bruto (PIB) para financiar la acción climática. Estos asuntos se han complicado por la pandemia, dijo en un comunicado.

El llamado de la agencia de las Naciones Unidas y los ministros africanos se produjo incluso cuando el Banco Africano de Desarrollo (BAfD) advirtió esta semana que África corre el riesgo de caer en una estanflación, un ciclo de crecimiento lento y alta inflación, mientras lidia con los efectos restantes de la pandemia y precios altísimos Combustible y alimentos del conflicto en Ucrania.

“La desaceleración del crecimiento destaca la gravedad del impacto del conflicto ruso-ucraniano en la economía africana”, escribió el Banco Africano de Desarrollo en su Perspectiva económica de África para 2022.

«Si el conflicto continúa, es probable que el crecimiento en África se desacelere en alrededor del cuatro por ciento en 2023».

El Banco Africano de Desarrollo estima que alrededor de 30 millones de africanos se vieron empujados a la pobreza extrema y 22 millones perdieron sus trabajos solo el año pasado como resultado de la pandemia.

Las poblaciones vulnerables, particularmente en las áreas urbanas, serán las más afectadas por los precios más altos, según el informe, que agrega que las perturbaciones económicas causadas por la guerra podrían empujar a casi cuatro millones más a la pobreza extrema este año y el próximo.

“En ausencia de medidas paliativas, esto podría alimentar la tensión social en todo el continente”, afirma el informe.

“Pero en muchos países africanos, el espacio fiscal todavía está limitado por los efectos de la pandemia”.

Las Naciones Unidas ya han presentado propuestas al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional con respecto a la movilización de varios fondos e instrumentos de alivio de la deuda.

Kenia inicialmente se mostró renuente a solicitar ofertas de suspensión de la deuda por parte de los países ricos, pero cambió su postura en enero del año pasado después de que la recaudación de ingresos internos superó el objetivo en un 12,4 por ciento, o Sh115,9 mil millones, en el período de medio año hasta diciembre de 2020. Afectados por las consecuencias económicas de Covid-19.

Lea también: Kenia obtiene un préstamo del Banco Mundial por valor de 138 mil millones de chelines en meses

La economía de Kenia disminuyó un 0,3 % en 2020, afectada por las consecuencias económicas de la COVID-19, en comparación con un crecimiento del 5 % en 2019.

La pandemia ha afectado los ingresos de Kenia y ha limitado el acceso a los mercados de préstamos comerciales, lo que ha obligado al país a recurrir al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional para obtener financiación presupuestaria directa.

Anteriormente, Kenia esperaba ahorros de hasta 78.170 millones de chelines después de firmar aplazamientos de deuda con varios países ricos, lo que aumentó la presión sobre su recaudación de ingresos internos débiles.

El Tesoro estimó el año pasado que los pagos diferidos a los administradores de préstamos serían de 42,230 millones de chelines en el año fiscal anterior que finalizó en junio de 2021, mientras que las exenciones de los pagos de intereses serían de 35,940 millones de chelines.

China, el prestamista bilateral más grande de Kenia, representó el 39 por ciento de la deuda diferida, que Nairobi aseguró en enero del año pasado. Los préstamos chinos han financiado la construcción de vías férreas, carreteras y otros proyectos de infraestructura en Kenia en la última década.

El acuerdo entre Nairobi y Beijing vio al Exim Bank of China suspender el pago de Sh30,48 mil millones, o el 41,67 por ciento de los Sh73,15 mil millones que debía recibir en el año fiscal que finalizó en junio del año pasado.

Esto fue precedido por otro acuerdo con el Club de París que pospuso acumulativamente alrededor de 32.9 mil millones de chelines el 11 de enero del año pasado bajo la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI) liderada por el G-20.

Los países que anteriormente aceptaron el alivio de la deuda de Kenia bajo el marco de DSSI incluyeron a Francia, Italia, Japón, España, Estados Unidos, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Alemania y la República de Corea.

[email protected]

READ  Kenia renuncia a promesas de acuerdo portuario con Dubái