Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

Los talibanes celebran la ‘independencia completa’ cuando las últimas tropas estadounidenses abandonan Afganistán

El Mayor General Chris Donahue, comandante de la 82 División Aerotransportada del Ejército de los Estados Unidos, el último soldado en abordar un avión de carga C-17 en el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai en Kabul, Afganistán.

Los disparos festivos resonaron en Kabul cuando los combatientes talibanes tomaron el aeropuerto antes del amanecer del martes después de la retirada de las últimas tropas estadounidenses, poniendo fin a una guerra de 20 años que hizo a las milicias islamistas más fuertes que en 2001.

Imágenes de video temblorosas distribuidas por los talibanes mostraron a combatientes entrando al aeropuerto un minuto después de que el último soldado estadounidense despegara, marcando el final de una salida apresurada y humillante para Washington y sus aliados de la OTAN.

La salida se produce después de que el presidente Joe Biden dijera en abril que las fuerzas estadounidenses se retirarían de Afganistán a partir del 1 de mayo para poner fin a la guerra más larga de Estados Unidos, rechazando sus llamados a quedarse para garantizar una solución pacífica al agobiante conflicto interno de ese país.

Dijo que las fuerzas extranjeras bajo el mando de la OTAN también se retirarán de Afganistán en coordinación con la retirada de Estados Unidos.

Inicialmente se indicó que la retirada de las fuerzas extranjeras estaría completada para el 11 de septiembre.

Unas 7.000 tropas no estadounidenses, principalmente de países de la OTAN, así como de Australia, Nueva Zelanda y Georgia, superaban en número a las 2.500 fuerzas estadounidenses en Afganistán, pero aún dependían del apoyo aéreo, la planificación y el liderazgo de Estados Unidos.

READ  Soldados ugandeses encarcelados por agredir a periodistas

Biden reconoció que los objetivos de Estados Unidos en Afganistán se han vuelto “cada vez más confusos” durante la última década y estableció una fecha límite para retirar todas las fuerzas estadounidenses restantes en Afganistán antes del 11 de septiembre, exactamente 20 años después de los ataques de al-Qaeda contra Estados Unidos que desencadenaron el guerra.

Pero al retirarse sin una clara victoria sobre los talibanes y otros radicales en Afganistán, Estados Unidos se abrió a las críticas Que la retirada representó un reconocimiento de facto del fracaso de la estrategia militar estadounidense.

“No se suponía que fuera un proyecto multigeneracional. Fuimos atacados. Fuimos a la guerra con objetivos claros. Logramos esos objetivos”, dijo Biden, y señaló que el líder de al-Qaeda Osama bin Laden fue asesinado por las fuerzas estadounidenses en 2011, señalando que esta organización está “degenerada” en Afganistán.

“Es hora de poner fin a la guerra eterna”, agregó Biden.

La guerra se cobró la vida de 2.448 soldados estadounidenses y consumió aproximadamente 2 billones de dólares. El número de fuerzas estadounidenses en Afganistán alcanzó un máximo de más de 100.000 en 2011.

Al retirarse, Biden está asumiendo riesgos al principio de su presidencia que han demostrado ser demasiado grandes para sus predecesores, incluido que al-Qaeda podría reconstituirse o que la insurgencia talibán podría derrocar al gobierno respaldado por Estados Unidos en Kabul.

Ahora soy el cuarto presidente de Estados Unidos en encabezar la presencia de tropas estadounidenses en Afganistán. Republicanos. Dijo Biden. “No pasaré esta responsabilidad a una quinta persona”.

El presidente afgano Ashraf Ghani escribió en Twitter que había hablado con Biden y respetado la decisión de Estados Unidos. “Trabajaremos con nuestros socios en Estados Unidos para asegurar una transición sin problemas” y “continuaremos trabajando con nuestros socios de Estados Unidos / OTAN en los esfuerzos de paz en curso”, agregó Ghani.

READ  El Consejo de Seguridad de la ONU quiere responsabilizar a los responsables del ataque en Mali - KBC