Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

Los satélites rastrean ríos de desechos que fluyen a través de los océanos

Hay un océano de basura hecha por el hombre flotando en los mares de la tierra. Desde popotes de plástico hasta botellas de bebidas y envoltorios de alimentos, el agua del océano es el depósito de chatarra de más rápido crecimiento en el planeta. Parte del plástico se muele en pequeños gránulos y termina en la cadena alimentaria, con los humanos en la parte superior. Por esta razón, y muchas otras, la Agencia Espacial Europea rastrea los plásticos asociados con los océanos a través de su patrocinio del proyecto Marlisat. Es uno de los 25 esfuerzos creados para identificar y rastrear la basura marina a medida que se mueve a través de las vías fluviales del mundo. El objetivo final es ayudar a los países a reducir los desechos oceánicos, especialmente plásticos.

La presencia de plástico en el océano no es una historia horrible descabellada. Es un hecho comprobable, basado en datos que muestran lo que flota en nuestros océanos. Las personas que trabajan o vacacionan en el mar y que viven en las costas detectan fácilmente las recogidas de basura más evidentes. La Gran Mancha de Basura del Pacífico es probablemente la colección de basura más conocida, pero hay otras. Además, los satélites rastrean objetos desde el espacio.

Hay mucha basura allí. Según la Agencia Espacial Europea, el equivalente a un camión lleno de plástico llega a los océanos cada minuto. La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE. UU. (NOAA) ha declarado que no hay parte del mundo que no haya sido tocada por los desechos oceánicos. La basura transportada por el agua prevalece y afecta a todas las vías fluviales y océanos del mundo. Estas son las malas noticias. La buena noticia es que Marlisat y otros proyectos brindan una visión más clara de la basura y hacia dónde se dirige.

Seguimiento de residuos plásticos vía satélite

Saber adónde van los desechos oceánicos requiere poder rastrearlos a lo largo de los sistemas oceánicos. La basura en los mares toma caminos complicados, dependiendo de las corrientes que encuentre. Los investigadores han aprovechado un complejo de corrientes frente a la costa de Indonesia para probar un prototipo de boyas de madera rastreables. Fue desarrollado y lanzado por la organización francesa CLS (abreviatura de Collecte Localization Satellites) a finales de mayo de 2022. Las carrozas pasarán el resto de este verano navegando por las corrientes, como parte de un proyecto desarrollado por Agencia espacial francesa CNES. Supervisa el rastreo satelital de animales marinos marcados, boyas y flotas pesqueras. Los rastreadores principales son parte del sistema Argos GPS, que repara la navegación satelital y la devuelve al CLS a través de un enlace satelital.

Publicar un rastreador de madera pegado a los residuos de plástico. Cortesía ESA.

Marlisat utiliza boyas de seguimiento e imágenes de observación de la Tierra desde el espacio para descubrir fuentes de plástico y otros desechos en el océano. Los datos recopilados ayudan a predecir el movimiento de estos objetos y dónde tienden a acumularse. Un modelo de deriva oceánica llamado MOBIDRIFT, desarrollado por CLS, ayuda a predecir la ubicación de la basura oceánica a medida que se mueve por todo el mundo. Además, los datos y las imágenes satelitales se utilizan en un algoritmo de aprendizaje automático que se está desarrollando para detectar la acumulación de plástico a lo largo de las playas y los puntos críticos del océano.

READ  Las condiciones psicológicas hacen que los brotes de Covid-19 sean más probables
Aprendizaje automático para enseñar a las computadoras cómo detectar basura y plásticos en los océanos.
Ejemplo de algoritmo de aprendizaje automático basado en datos recopilados por MARLISAT e introducidos en modelos informáticos. Cortesía ESA.

«La fuerza de este proyecto es la combinación de observaciones satelitales, datos in situ y modelos numéricos», comenta Mark Lucas, oceanógrafo jefe de CLS. «También es genial trabajar en un tipo de baliza Argos más sostenible, con madera utilizada para la carcasa. Como científicos, tenemos el deber de trabajar hacia un enfoque más sostenible de la ciencia».

¿Por qué preocuparse por los residuos plásticos en el mar?

La acumulación masiva de desechos en el mar se considera más que fea e insalubre. Algunos artículos, como collares de plástico para bebidas, pajillas y botellas, son comidos por animales más grandes (ballenas y tiburones, por ejemplo). Eventualmente, estos animales mueren con sus estómagos llenos de plástico sin digerir y otros animales se asfixian con el plástico.

Microplásticos como parte de la basura en nuestra agua
Estos microplásticos fueron recolectados por el Programa de Desechos Marinos de la Sociedad Nacional Oceánica y Atmosférica en 2011 a través de redes de arrastre en cuatro afluentes que alimentan la Bahía de Chesapeake. Cortesía de NOAA.

La entrada masiva de plástico en el océano está contribuyendo a cambios en la cadena alimentaria que se extiende desde el océano hasta nuestros platos. No es difícil averiguar este camino. Los plásticos arrojados al mar no se degradan. En cambio, el movimiento de las olas los rompe en pequeños pedazos. Luego, las ostras y otras especies comen estos diminutos trozos de plástico. Como resultado de esta contaminación, los productos químicos utilizados para fabricar el plástico se transmiten a otros animales en la cadena alimentaria. Después de todo, los humanos comemos algunos de estos animales y también estamos contaminados con los mismos químicos. Estos son potencialmente tóxicos, según la cantidad que ingerimos, el tipo de polímero plástico que ingerimos y otros factores.

El proyecto Marlisat para rastrear plástico y otros desechos en los océanos debería ayudar a los países y empresas a concentrarse en limpiar sus océanos y costas. Abordar el problema de los desechos plásticos en los océanos es un esfuerzo global. Además de la Agencia Espacial Europea, otras agencias espaciales, como la NASA, han Lanzan sistemas de observación de la Tierra centrados en los océanos. Aprender más sobre cómo nuestras vías fluviales y mares se ven afectados por la actividad humana es un objetivo importante. Ahora es aún más fácil, gracias a los sistemas de seguimiento y recopilación de datos satelitales.

READ  Enlaces Semana de la Ciencia » Explorersweb

para más información

Seguimiento de la deriva de plástico marino desde el espacio
Guía del plástico en el océano
desechos marinos
Expedición de teledetección para basura plástica marina
Parches de basura: cómo los remolinos llevan nuestros desechos al mar