Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

La sustancia blanca en el cerebro con esclerosis múltiple parece anormal

La sustancia blanca en el cerebro con esclerosis múltiple parece anormal

Foto: Imagen de microscopio electrónico de fibras nerviosas con mielina (en negro) en el nervio óptico de un paciente con esclerosis múltiple. En amarillo, los espacios entre las capas de mielina que se agrandan en la EM)
Escena más

Crédito: W. Mobius, Instituto Max Planck de Ciencias Interdisciplinarias

Los pacientes con EM muestran anomalías estructurales en la materia blanca incluso antes del desarrollo de la EM. Este es el resultado de un nuevo estudio realizado por el Instituto Holandés de Neurociencia (NIN) en Amsterdam y el Instituto Max Planck de Ciencias Interdisciplinarias en Göttingen (MPI). ¿Podría este hallazgo ser un objetivo para un nuevo tratamiento para prevenir la esclerosis múltiple?

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad inflamatoria crónica del sistema nervioso central. Tempranamente, además de la EM avanzada, aparecen lesiones junto con una importante actividad inflamatoria. Las lesiones son los sitios inflamatorios donde la mielina es descompuesta y reabsorbida por las células gliales (las células inmunitarias de nuestro cerebro). Pero, ¿vemos algo en los tejidos incluso antes de que aparezcan estos puntos de inflamación?

Para responder a esta pregunta, Aletta van den Bosch del equipo de investigación de Inge Huitinga (NIN) y Wiebke Moebius (MPI) analizó cerebros humanos post mortem de pacientes con EM y controles donados a un banco de cerebros holandés. Su enfoque particular estaba en la llamada ‘materia blanca de apariencia normal’. Como su nombre lo indica, estas son áreas donde las lesiones aún no se han formado y, por lo tanto, aún se ven normales. ¿Cómo pueden las personas con EM tener lesiones aquí más tarde y las personas sin EM no?

READ  El recubrimiento ultralubricante de los nanotubos de carbono puede reducir las pérdidas económicas causadas por la fricción y el desgaste

El equipo analizó detalladamente la mielina para ver si había cambios tempranos en las personas con EM. La mielina es una sustancia blanca, grasosa y aislante que se envuelve hasta 150 veces alrededor de las fibras nerviosas. A distancias regulares entre sí, hay rupturas de mielina, estos son los nódulos de Ranvier. Durante la transmisión de señales eléctricas, la señal salta de un ganglio o ramal a otro, lo que permite que las fibras mielínicas transmitan una señal 100 veces más rápido que sin mielina. En las personas con EM, la mielina se daña y se interrumpe la transmisión de señales en el sistema nervioso central, lo que puede afectar funciones como caminar y la visión. ¿Qué tipo de cambios en el tejido cerebral podemos observar en las primeras etapas de la EM?

Microscopio súper potente

Aletta van den Bosch: Para estudiar adecuadamente la mielina, observamos el nervio óptico. En esta zona todas las fibras nerviosas y su mielina siguen muy bien la misma dirección, por lo que podemos visualizar muy bien la mielina. Hicimos esto usando un microscopio electrónico. Utilizando esta técnica, hemos ampliado de 5.000 a 30.000 veces una sección transversal de una fibra nerviosa.

En la EM, se ha descubierto que la mielina envuelve menos las fibras nerviosas. Esto significa que la fibra no está bien aislada lo que tiene graves consecuencias: la señal no se puede transmitir tan rápido como antes. Vimos que donde la mielina estaba menos asociada con las fibras, había una interrupción en los ganglios de Ranvier asociada con mayores niveles de células T y microglía activada. Además, había más mitocondrias. Las mitocondrias son las fábricas de energía de la célula, por lo que este fenómeno puede indicar que se necesita más energía para señalar el movimiento y el mantenimiento de la fibra.

READ  El CERN se suma a la búsqueda de fotones oscuros

subproductos nocivos

Aunque las mitocondrias son generalmente buenas para la producción de energía, también producen muchos subproductos, como los radicales de oxígeno. Sospechamos que este es un factor de amplificación para la descomposición de la mielina: la mielina ya está en malas condiciones y más mitocondrias están evolucionando para proporcionar más energía, lo que empeora las condiciones. La teoría es que se requiere un valor de umbral para iniciar el choque. También es posible que el cuerpo reconozca la mielina separada como «anormal», lo que podría ser el comienzo de una descomposición por parte de las células inmunitarias.

Nunca antes habíamos podido observar el tejido humano con tanto detalle, lo que significa que casi toda la investigación hasta la fecha se ha realizado en animales de laboratorio. Aunque esta investigación es muy valiosa, a veces puede ser difícil traducir los resultados directamente a los humanos. Este es el primer vistazo de lo que sucede a nivel de infraestructura en personas con EM y qué es exactamente lo que conduce a las lesiones. Se necesita muy buen tejido para hacer eso y es por eso que el banco de cerebros es tan importante para nuestra investigación».

Perspectiva de futuro

El próximo paso es ver si podemos evitar que la mielina se enrolle suelta alrededor de las terminaciones nerviosas. Primero, queremos probar los platos de la granja para ver si podemos fortalecer la vaina de mielina. Luego, realizaremos pruebas en animales de laboratorio y, finalmente, podremos dar ese paso hacia los humanos. Sería genial si pudiéramos encontrar algo para evitar que la mielina se rompa. Si bien esto no evitará el daño a las lesiones ya existentes, puede evitar el desarrollo de otras nuevas. Esto proporcionará un objetivo completamente nuevo para el tratamiento de la EM».

READ  Los astrónomos han descubierto uno de los púlsares más brillantes del universo conocido

fuente: Anales de neurociencia


Descargo de responsabilidad: AAAS y Eurek Alert! No es responsable de la exactitud de los boletines enviados en EurekAlert! A través de organizaciones colaboradoras o por utilizar cualquier información a través del sistema EurekAlert.