Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

La cumbre sobre soberanía alimentaria en la República Democrática del Congo da como resultado el apoyo a la agroecología y los derechos territoriales locales

La cumbre sobre soberanía alimentaria en la República Democrática del Congo da como resultado el apoyo a la agroecología y los derechos territoriales locales

  • La Alianza para la Soberanía Alimentaria en África celebró recientemente una reunión en Kinshasa para exigir una reorientación de la producción de alimentos en torno a la agroecología en la cuenca del Congo.
  • Grupos de la sociedad civil, donantes, representantes gubernamentales y pequeños agricultores se reunieron para intercambiar opiniones sobre los desafíos y soluciones de la seguridad alimentaria.
  • En toda África, la política agrícola avanza hacia una creciente dependencia de las granjas a gran escala, la mecanización, las semillas comerciales, los pesticidas y los fertilizantes sintéticos.
  • En cambio, una declaración emitida al final de la cumbre pidió inversión en métodos agroecológicos, así como el reconocimiento y protección de los derechos territoriales de los pueblos indígenas y locales.

«Los últimos 20 años han pasado factura a nuestros bosques, con una creciente deforestación y la venta de nuestras tierras por parte de los responsables gubernamentales, aislándonos de nuestro principal medio de vida», dijo Polidor Musavire, un indígena Muriga del este de la República Democrática. . Congo. La lucha de la comunidad Mosafiri por ganarse la vida ilustra los desafíos que él y otros defensores de la agroecología enfrentan en África Central. Fue una de las más de 200 personas de toda África que se reunieron en Kinshasa del 29 al 31 de agosto para pedir a los gobiernos y socios de desarrollo que brinden un mayor apoyo a la agroecología.

Musavere vive cerca de Bukavu, donde él y otros habitantes de su aldea cultivan amaranto, maíz, tomates y otros cultivos, y dependen de los alimentos que recolectan de los bosques de la región. «En nuestra cultura, comemos orugas que son ricas en proteínas y ayudan a combatir la desnutrición», dijo a Mongabay. “Estas larvas [Bunaeopsis aurantiaca] Se encuentra en árboles grandes como Melanga y Musella. [Uapaca guineensis]. Pero estos árboles casi han desaparecido”.

Musafiri habló con Mongabay en un foro organizado por la Alianza para la Soberanía Alimentaria en África (AFSA) en la capital congoleña para defender la reorientación de los sistemas de producción de alimentos y la política agrícola en la cuenca del Congo. La reunión reunió a pequeños agricultores, pescadores, pastores, donantes y otros grupos de la sociedad civil de toda África.

La coalición pide un mayor apoyo para los pequeños agricultores y los pueblos indígenas; dependencia de las diversas semillas que los agricultores guardan y cultivan; Y combinar el conocimiento indígena y la investigación científica para construir sistemas alimentarios basados ​​en la naturaleza para crear comunidades saludables.

El desplazamiento interno debido al conflicto armado en el este del Congo ha ejercido presión sobre los mercados locales, lo que ha provocado un aumento de los precios de los alimentos. Foto de Jumra Smith/USAID vía Planet Flickr (PCC-NC 2.0).

En mayo, el Programa Mundial de Alimentos estimó que 6,7 millones de personas en Ituri y las provincias de Kivu Norte y Sur en la República Democrática del Congo Sola, se enfrentó a una emergencia alimentaria este año. Esta crisis se debe en gran medida al conflicto armado en la región, que ha obligado a muchos a huir de sus campos. Mosafiri no es una víctima directa de estos conflictos, pero el desplazamiento masivo de la población ha ejercido presión sobre los mercados locales, encareciendo los alimentos.

READ  Rusia y Occidente no irán a la guerra. Putin es solo una prueba de las cosas.

Mosaferi está haciendo todo lo que puede para reforzar la dieta de su familia restableciendo el acceso a los alimentos tradicionales: “Con un pequeño número de voluntarios decidimos replantar musella los árboles. Nos adentramos en el bosque, recolectamos semillas e intentamos replantarlas en los pequeños bosques que rodean el pueblo hasta que las orugas regresen. Lo hacemos de forma natural, sin químicos, utilizando únicamente estiércol de vaca y semillas del bosque.

Mosafiri pertenece a una organización africana llamada Jóvenes Líderes Indígenas por la Naturaleza y el Clima (YILNAC), que tiene como objetivo difundir las prácticas indígenas en agricultura y biodiversidad. “Estamos comprometidos con la restauración, protección y buena gestión de la biodiversidad, porque para nosotros, los pueblos indígenas, los árboles y las plantas dan el verdadero significado de nuestra identidad”, dijo a Mongabay.

Este trabajo está en línea con los principios de la agroecología defendidos por AFSA. Musafiri dijo que le gustaría hacer más. «Pero nuestra mayor preocupación es la falta de recursos. Carecemos de fondos para mejorar nuestro negocio. Necesitamos apoyo financiero, supervisión técnica, refuerzo y recursos técnicos…»

a Declaración emitida al concluir la Conferencia de Kinshasa Hizo un llamado a los gobiernos a fortalecer las políticas sobre conservación, cambio climático y desarrollo sostenible, así como a mejorar la implementación de estas políticas. La Declaración también instó al reconocimiento y protección de los derechos territoriales de los pueblos indígenas y locales, el apoyo a la participación activa de las mujeres en la gestión y conservación de los recursos, y la inversión en capacitación e infraestructura agroecológica que apoye el acceso al mercado y el comercio de bienes producidos de manera sostenible.

Los participantes también pidieron a los donantes y socios para el desarrollo que establezcan mecanismos de financiación fácilmente accesibles en los que las comunidades locales puedan confiar y proporcionen asistencia técnica y tecnología para apoyar las prácticas agroecológicas. También querían más recursos para apoyar la investigación en agroecología, biodiversidad y adaptación climática en la cuenca del Congo.

Granja experimental en Yangambi, República Democrática del Congo.  Imagen de Axel Facio/CIFOR-ICRAF vía Flickr (CC BY-NC-ND 2.0).
Granja experimental en Yangambi, República Democrática del Congo: La política agrícola del gobierno congoleño favorece un uso más amplio de semillas comerciales, pesticidas y fertilizantes sintéticos: un enfoque de “Revolución Verde”. Imagen de Axel Fassio/CIFOR-ICRAF vía Flickr (CC BY-NC-ND 2.0).

Yodit Kebede asistió al Foro de Kinshasa en nombre del Fondo de Agroecología, que otorga subvenciones para apoyar prácticas agrícolas que restauran el suelo y el agua, mitigan el cambio climático y promueven los derechos y el bienestar de los pequeños agricultores. También pretende animar a los principales donantes a financiar este tipo de proyectos.

Dijo que se sintió alentada por el tamaño y el enfoque del foro. También señaló cuán importantes eran las cuestiones de derechos sobre la tierra para muchos participantes. «Me sorprendió ver con qué frecuencia se mencionaba el acaparamiento de tierras en las presentaciones. La diferencia entre las leyes consuetudinarias y estatales, y el acceso a la tierra para los pueblos indígenas y la población local… Hay una falta real de claridad sobre estas cuestiones. El problema se debe a que existe en toda África, pero no me di cuenta de cuán extendido estaba aquí.»Así que creo que intentaremos financiar proyectos locales en esta área también», dijo a Mongabay.

Los representantes gubernamentales fueron algo menos receptivos al mensaje del foro. En su intervención en la inauguración de la conferencia, Benjamin Twirambe Bamuninga, secretario general del Ministerio de Medio Ambiente de la República Democrática del Congo, se opuso a los límites agroecológicos establecidos por la AFSA, señal de que su gobierno no los considera una base suficiente para la seguridad alimentaria.

Tuirambe reconoció el potencial de la agrosilvicultura y el uso de fertilizantes naturales en lugar de sintéticos, pero cuestionó el apoyo de AFSA a la agricultura de pequeña escala.

¿Deberíamos cultivar esta agricultura de forma tradicional? Dijo que la ciencia nos muestra que la agricultura mecanizada y el uso de fertilizantes orgánicos conducirán a una agricultura sustentable y a una producción sustentable.

Ha habido conversaciones con el Senador y con Su Excelencia [Minister of Agriculture Jose Mpanda Kabangu, with people from civil society who give me bad looks. … According to them, only small spaces are needed. … No! Unless we redefine other policies based on the population. We have so much space [for agriculture] en la República Democrática del Congo”.

Sobre la cuestión de un mayor apoyo a la agroecología por parte del gobierno, el homólogo de Tuirambe en el Ministerio de Agricultura pidió disculpas. «El Estado da lo menos que puede, pero no es suficiente», dijo José Ilanga Luvonga a Mongabay en una entrevista. «Este año, los pequeños productores recibieron casi 27 millones de francos congoleños. [$11,000]. Eso no es mucho.»

READ  Uganda descubre el Covid-19 de la India - Nairobi News

Lofunga dijo que el dinero se pagó a ONG. Una fuente del Ministerio de Agricultura mostró documentos de Mongabay que indican que sólo 16 ONG recibieron subvenciones, aunque no se mostraron los nombres de las organizaciones, por lo que es imposible verificar que el dinero llegó a los agricultores que practican la agricultura sostenible.

Como ocurre con muchos otros países africanos, la política agrícola en la República Democrática del Congo está orientada a aumentar la producción de alimentos a través de granjas a gran escala que dependen de la mecanización, semillas comerciales, pesticidas y fertilizantes sintéticos: un enfoque de “Revolución Verde” al que se le atribuye la promoción de los alimentos básicos. producción de cultivos en algunos lugares. Como la India. La AFSA y otros críticos dicen que este enfoque es incorrecto.

«Uno de los desafíos que enfrentamos es que los gobiernos todavía piensan en la retórica de la Revolución Verde de que no se pueden producir alimentos sin la agroindustria, que dice que se necesitan químicos para producir alimentos», dijo Million Pillay, coordinador general de AFSA. «Si no solucionamos el problema de los sistemas alimentarios, no podremos resolver el problema de la conservación porque la gente destruirá los bosques en busca de alimentos».


Imagen de portada:
Miembro de la Asociación de Mujeres de Akilimali en sus tierras de cultivo en Yanong, República Democrática del Congo. Imagen de Axel Fassio/CIFOR-ICRAF vía Flickr (CC BY-NC-ND 2.0).

Podcasts relacionados del podcast de Mongabay: La autora y experta en sistemas alimentarios Anna Lappé analiza por qué la idea de que la agroecología es una práctica de “bajo rendimiento” es un mito y cómo la adopción de sus métodos en todo el mundo es la clave para un futuro sostenible. Escuche aquí:

Lectura relacionada:

La agroecología puede alimentar a África y abordar el cambio climático, con suficiente financiación

comentario: Usos Quién es Para enviar un mensaje al autor de este post. Si desea publicar un comentario público, puede hacerlo en la parte inferior de la página.

adaptación al cambio climático, agricultura, agroecología, agrosilvicultura, biodiversidad, cambio climático, cambio climático y alimentación, justicia climática, modelización climática, conservación ambiental, medio ambiente, justicia ambiental, política ambiental, agricultura, alimentos, crisis alimentaria, seguridad alimentaria, Bosques, Gobernanza Impacto del cambio climático, granjas, justicia social

Imprenta