Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

El desarrollo cualitativo es un nuevo estándar para el crecimiento

El desarrollo cualitativo es un nuevo estándar para el crecimiento

Los edificios de gran altura dominan el horizonte a ambos lados del río Huangpu en Shanghai. [Photo by Gao Erqiang/China Daily]

Tradicionalmente, el crecimiento del PIB se ha utilizado para medir la prosperidad económica. Pero al hacerlo, los economistas a menudo ignoran importantes factores de desarrollo como la justicia social, la sostenibilidad ambiental y la calidad de vida de las personas.

Pero ahora está empezando a surgir un nuevo modelo de desarrollo. Se basa en el desarrollo cualitativo y da prioridad al crecimiento sostenible e integral. Este aspecto es particularmente notable en el caso de China, que ha logrado un crecimiento económico notable en las últimas décadas.

En el nuevo panorama, China, como líder económico mundial, busca igualar este progreso con mejoras en la sostenibilidad ambiental y la inclusión social. El modelo de desarrollo chino de alta calidad y basado en la innovación, reconocido por la comunidad internacional, enfatiza la necesidad de utilizar el crecimiento económico para lograr un desarrollo más sistemático.

China ha estado trabajando de manera gradual pero segura para modificar su modelo de desarrollo, enfocándose en reducir la desigualdad social, promover la inclusión y mejorar el sector industrial. Estos esfuerzos tienen como objetivo mejorar la competitividad industrial del país y retener la fuerza laboral en medio de la transición a la economía digital.

La formación técnica y vocacional y la preparación de los trabajadores para satisfacer las demandas industriales actuales y emergentes se han convertido en parte del plan de estudios educativo en China. Al mismo tiempo, una ola de innovación está arrasando las industrias existentes, a medida que las inversiones en tecnología e infraestructura digital facilitan la modernización y mejoran la eficiencia y la viabilidad a largo plazo de las industrias.

De acuerdo con la nueva era, el sector de la salud pública se está centrando en proteger la salud ocupacional y promover un ambiente de trabajo más seguro y productivo. Este enfoque multifacético refleja el compromiso de China con el desarrollo armonioso, que permitirá que el crecimiento económico ayude a mejorar el bienestar de las personas y capacite a los trabajadores para prosperar en un panorama industrial en constante evolución.

En el mundo de la tecnología, China se ha convertido en un centro de innovación y revolución digital, impulsada por enormes inversiones en investigación y desarrollo para remodelar la estructura económica y social del país. Con una visión de futuro, el gobierno ha destinado importantes recursos a áreas críticas como la computación en la nube, la inteligencia artificial (IA) y el Internet de las cosas (IoT), lo que se hace evidente en iniciativas de gran escala como la expansión de la quinta Red de generación (5G) e Internet. Creando ciudades inteligentes a nivel nacional.

Un hito importante en este viaje es el salto cuántico de China en inteligencia artificial, con el potencial de aplicarse, entre otras cosas, para ayudar a revolucionar el sector agrícola y mejorar la salud pública. El uso del Internet de las cosas para mejorar la infraestructura urbana está redefiniendo la gestión de la ciudad, haciéndola más eficiente y sostenible.

En el sector fintech, China ha sido pionera, con plataformas innovadoras liderando la revolución de los pagos digitales y los servicios financieros, lo que ha facilitado el acceso de un número creciente de personas a los servicios financieros.

Estos acontecimientos han elevado la posición de China en la economía global y han promovido la inclusión digital y social. Las inversiones en infraestructura digital en zonas rurales han permitido que todas las comunidades participen en la economía digital. Tales iniciativas reflejan el compromiso de China con la transformación digital de la economía, que definirá las características de una sociedad futura donde la tecnología impulsará un desarrollo equitativo e inclusivo.

China sigue comprometida con una mejor protección del medio ambiente y con la introducción de iniciativas que vayan más allá de los modelos de desarrollo tradicionales. De hecho, China ha aumentado significativamente su inversión en energías renovables y ha diversificado proyectos de energía solar fotovoltaica, eólica e hidroeléctrica, con el fin de reducir su dependencia de los combustibles fósiles y reducir significativamente las emisiones de carbono. Estos esfuerzos se complementan con políticas medioambientales estrictas que, por ejemplo, limitan el nivel de emisiones industriales y fomentan la fabricación y venta de coches eléctricos y otros productos ecológicos.

El impacto de estas medidas ha sido profundo y multifacético y se ha extendido más allá de la mitigación del cambio climático. Las ciudades chinas están siendo testigos de una mejora significativa en la calidad del aire, lo que ha ayudado a mejorar la salud y el bienestar de las personas. El progreso hacia la sostenibilidad también ha mejorado una nueva conciencia ambiental entre las personas y las ha alentado a adoptar prácticas sostenibles a nivel individual y colectivo.

A largo plazo, políticas ambientales sólidas ayudarán a preservar los ecosistemas naturales y ayudarán a desarrollar un modelo de desarrollo sostenible y resiliente, sentando un ejemplo inspirador para otros países.

Mientras tanto, China sigue desempeñando un papel vital en el desarrollo de infraestructura global gracias a programas de desarrollo como la Iniciativa de la Franja y la Ruta. Esta ambiciosa iniciativa de inversión y desarrollo de infraestructura, que se extiende desde Asia hasta Europa y África, ha fortalecido los vínculos comerciales de China y estimulado el desarrollo económico en regiones que históricamente han carecido de inversión.

Los proyectos de la Franja y la Ruta, incluidos ferrocarriles y puertos, han tenido un impacto significativo en las economías locales, ayudando a crear empleos, estimular el crecimiento y fomentar la cooperación regional. De hecho, la Iniciativa de la Franja y la Ruta ha desempeñado un papel crucial en el desarrollo de infraestructura sostenible, mientras China trabaja para fomentar proyectos de energía renovable como parte integral de su agenda respetuosa con el medio ambiente.

Como tal, la Iniciativa de la Franja y la Ruta se ha convertido en un motor de desarrollo global y un modelo de crecimiento económico sostenible e integrado, fortaleciendo la posición de China como líder global en el desarrollo de infraestructura.

El modelo de desarrollo de alta calidad basado en la innovación que China adoptará en 2023 muestra que es posible lograr avances sin comprometer la igualdad o la protección del medio ambiente. Al alinear el crecimiento económico con la inclusión social, la innovación tecnológica y la sostenibilidad ambiental, el enfoque de China hacia el desarrollo ofrece lecciones invaluables para el mundo.

El modelo de desarrollo de China también promueve la inclusión social, facilita la innovación tecnológica, protege mejor el medio ambiente y ofrece lecciones invaluables al mundo. Este enfoque del desarrollo fomenta las inversiones en tecnología, educación, atención médica e infraestructura verde de una manera que beneficie a la economía, la sociedad y el planeta. Más importante aún, el modelo de desarrollo integral e integrado de China puede ayudar a otros países a lograr un desarrollo sostenible e integral, demostrando que es capaz de satisfacer las necesidades de desarrollo actuales sin dañar a las generaciones futuras ni a las perspectivas de crecimiento.

El autor es director del Centro de Investigación China-Brasil. Las opiniones no reflejan necesariamente los puntos de vista del China Daily.

Las opiniones no reflejan necesariamente los puntos de vista del China Daily.

Si tiene una experiencia específica o le gustaría compartir su opinión sobre nuestras historias, envíenos sus escritos a [email protected] y [email protected].

READ  El Reino Unido dice que las nuevas sanciones han afectado a la red de Putin, incluida su ex esposa y sus primos.