Revista El Color del Dinero

Bienvenidos a Spain News Today.

Antimanchas y agradable para la piel con 10% de ácido ascórbico.

La vitamina C o ácido ascórbico (AA), su forma biológicamente más activa, es uno de los antioxidantes más abundantes en una piel sana. La vitamina C es conocida por sus efectos antienvejecimiento en la piel, como inhibir el daño cutáneo debido a los radicales libres, estimular la biosíntesis de colágeno, inhibir la formación de melanina y mejorar diversos trastornos inflamatorios de la piel.1 Por lo tanto, la vitamina C se utiliza ampliamente en productos para el cuidado de la piel. Sin embargo, la vitamina C es muy inestable en soluciones acuosas, en presencia de oxígeno e iones metálicos. Su oxidación está asociada a una coloración amarillenta de la composición y a la pérdida de propiedades bioquímicas. La estabilidad de los AA en cosméticos sigue siendo un desafío a pesar de varias estrategias, como reducir el contenido de agua, agregar antioxidantes, encapsular micro o nanopartículas y usar derivados más estables de vitamina C o emulsiones de múltiples etapas.2

Para abordar este problema, se desarrolló una formulación anhidra que consiste en AA puro (10%) disuelto en dos polioles naturales, propanodiol y glicerina, una molécula natural de la piel. La formulación anhidra almacenada en viales y frascos de vidrio blanco e incoloro con estabilidad óptima de AA permaneció durante 24 meses a temperatura ambiente protegida de la luz.

Algunos estudios clínicos han reportado la efectividad de la aplicación tópica de vitamina C sola o sus derivados sobre los trastornos de hiperpigmentación provocados por la exposición a la radiación ultravioleta (fotoenvejecimiento).3,4 AA reduce la formación de melanina inducida por la radiación UV a través de sus propiedades antioxidantes5 Puede interferir con la acción de la tirosinasa, la principal enzima implicada en la síntesis de melanina.1

Se realizó un estudio clínico para evaluar el efecto antimanchas/iluminador y la aceptabilidad del nuevo producto. Este estudio clínico cumplió con la Declaración de Helsinki, las pautas de buenas prácticas clínicas y las leyes y regulaciones locales. La Directiva europea 2001/20/CE y los reglamentos emitidos por el Ministro de Sanidad (Orden del Ministro de Sanidad de 2 de mayo de 2012 sobre buenas prácticas clínicas, Dz.U. 2012, art. 491) no eran aplicables. Por lo tanto, este estudio se consideró no intervencionista y no requirió la aprobación del comité de ética ni la delegación de autoridad competente. Todos los sujetos dieron su consentimiento informado por escrito antes de participar en el estudio. A finales de octubre de 2020 se inscribieron treinta y tres mujeres sanas, de entre 33 y 64 años, con piel sensible, fototipo I a III y al menos una mancha pigmentada (peca mayor de 3 mm) en la cara. . Utilice una gota del producto dos veces al día durante dos meses en cada mejilla y frente, luego masajee hasta su total absorción. Se identificaron dos áreas de la cara, una con una mancha de pigmento y la otra con pigmentación normal, para realizar mediciones de color utilizando un espectrofotómetro Konica Minolta CM700-d equipado con una punta de 3 mm de diámetro. Los parámetros L* (luminancia) y b* (color amarillo de la melanina de la piel) se registraron el día 0 (línea de base) (D0), luego 28 (D28) y 56 días (D56) después de la aplicación del producto. El ángulo típico individual (ITA°) se calculó a partir de los parámetros L* y b*, donde ITA° está inversamente relacionado con la pigmentación. La aceptabilidad dermatológica del producto fue evaluada mediante un cuestionario de evaluación en el D56. Los valores medios de L* e ITA° aumentaron en D28 y D56 en la zona pigmentada, alcanzando valores cercanos a los registrados en la zona de piel “normal”, donde ambos parámetros se mantuvieron estables (Figura 1). El aumento desde el inicio para ambos parámetros fue significativamente mayor en D28 y D56 en el área de piel pigmentada en comparación con la piel «normal». Se obtuvieron manchas más claras (parámetro L*) y menos pigmentadas (parámetro ITA°) en D56 en el 93% y el 90% de los sujetos, respectivamente. El producto fue muy bien tolerado (solo un caso mostró una leve sensación de ardor después de aplicar el producto desde D8 a D32 y el investigador lo consideró irrelevante), y fue calificado como agradable por el 84% de las mujeres, con una mejora significativa de la piel (Figura 2).

READ  Microsoft agrega funciones de Android 13 a Windows 11

Figura 1 Desarrollo L* (luminosidad de la piel) (a) e ITA° (grado de pigmentación de la piel) (B) borde. Valores medios ± SEM de L*(a) e ITA° (B) Los parámetros se registraron en áreas de piel normal y pigmentadas después de aplicar el producto dos veces al día durante 28 (D28) y 56 días (D56). Se realizaron tres mediciones utilizando un espectrofotómetro para cada área y momento. Eta°= [Arc tan ((L*-50)/b*)] × 180/t. Para los parámetros L* e ITA°, se calcularon los siguientes cambios (Δ) desde el valor inicial (T0) en cada punto de tiempo (Ti) para la zona pigmentada (PZ) y la zona de piel normal (NZ): ΔPZ= (PZ Ti – PZ T0), ΔNZ = (NZ Ti – NZ T0) y ΔΔ = ΔPZ – ΔNZ. El efecto esperado del producto corresponde a ΔΔ en D56 en comparación con el valor inicial ≥ 0,1 para el parámetro L* y ≥ 1 para el parámetro ITA°. Se compararon Δ de D28 a D0 y de D56 a D0 entre regiones utilizando Student pareados. R-Examen.

Figura 2 Aceptación cutánea del producto tras dos meses de aplicación.

Esta nueva fórmula compuesta de ingredientes vitales, como la vitamina C, ha demostrado una gran estabilidad y un importante efecto antimanchas/aclarante. Este estudio confirmó que utilizar ingredientes puros, en dosis adecuadas y absorberlos de forma natural puede ayudar a la piel a recuperar su equilibrio y adaptarse a su entorno. Esto es coherente con el enfoque ecológico, que considera la piel en su relación con su entorno, como un ecosistema en constante evolución, para el cual se deben conservar los recursos y mecanismos naturales.6,7 Se puede aplicar para desarrollar productos personalizados para el cuidado de la piel.

divulgación

Todos los autores son empleados de NAOS Ecobiology. Los autores no informan de otros conflictos de intereses en este trabajo.

Referencias

1. Bolar JM, Carr AC, Vissers MCM. Funciones de la vitamina C en la salud de la piel. Nutrientes. 2017;9(8):866. doi:10.3390/nu9080866

2. Carretta AC, Fonseca-Santos P, Schultz JD, et al. Un compuesto, múltiples usos. Progreso para la entrega, la eficiencia y la estabilidad. Nanomedicina. 2020;24:102117. doi:10.1016/j.nano.2019.102117

3. Sanadi RM, Deshmukh RS. Efecto de la vitamina C sobre la pigmentación de la melanina: una revisión sistemática. J Oral Maxilofac Pathol. 2020;24(2):374-382. doi:10.4103/jomfp.JOMFP_207_20

4. Enescu CD, Bedford LM, Potts G, Fahs F. Una revisión de los derivados tópicos de la vitamina C y su eficacia. J Cosméticos Dermatol. 2022;21(6):2349–2359. doi:10.1111/jocd.14465

5. Panich U, Tangsuba-A-Nan V, Onkoksong T, et al. Inhibición de la melanogénesis mediada por UVB por el ácido ascórbico mediante la modulación de la defensa antioxidante y el sistema de óxido nítrico. Soporte de precisión farmacéutica. 201;34(5):811-820. doi:10.1007/s12272-011-0515-3

6. Radman M. Enfoques ecológicos ecológicos para la investigación sobre el envejecimiento y las enfermedades. Eur J Dermatol. 2019;29(S1):11–14. doi:10.1684/ejd.2019.3534

7. Drino B. El microbioma, un nuevo objetivo de la biología ambiental en dermatología. Eur J Dermatol. 2019;29(S1):15–18. doi:10.1684/ejd.2019.3535